Cómo detectar el alzheimer precoz

Muchas veces no es posible detectar a tiempo el alzheimer precoz, pues sus síntomas se confunden con situaciones derivadas del estrés posponiendo el tratamiento adecuado.

Se desconocen los motivos exactos por los que se desarrolla la enfermedad de alzheimer, aunque se han realizado muchos estudios referentes a las causas por las que existe una degeneración de algunas células del cerebro, síntomas y tratamiento. Existen dos tipos de alzheimer, el precoz, que afecta a personas de entre 30 y 60 años, siendo más común en hombres que en mujeres, y el tardío, que padecen personas de más de 65 años.

Síntomas del alzheimer precoz

Se ha comprobado que en algunos casos, el alzheimer precoz se hereda de uno de los padres. Detectar el alzheimer precoz es más complicado que el alzheimer tardío, pues su principal síntoma no es la pérdida de memoria, sino otros síntomas como problemas de visión, motores o del habla, cambios de humor, irritabilidad, desorientación incluso en lugares conocidos, dificultad en el aprendizaje y razonamiento, falta de iniciativa y aislamiento.

 

Las personas que lo padecen, tardan más tiempo en detectar el alzheimer precoz, pues algunos de estos síntomas son relacionados con el estrés o la depresión. No se curan, ya que es una enfermedad degenerativa, por lo que, aunque en principio sean leves, se debe acudir a un especialista ante la sospecha de alguno de ellos para descartar otros motivos. Detectar el alzheimer precoz en sus comienzos en importante para el paciente pues recibirá un tratamiento para que la degeneración neuronal sea más lenta.

Tratamiento y cuidados

No existe una medicación que cure el alzheimer, por lo que se continúa investigando. A los pacientes que lo sufren se les suministra diferentes fármacos destinados a que puedan llevar un mejor calidad de vida; en los pacientes que están en una fase leve de alzheimer, estos medicamentos impiden durante un tiempo que los síntomas se agraven. Para los pacientes que están en un estado grave o moderado de la enfermedad, existe otro tipo de medicación que retrasa por un tiempo la progresión de alguna de las dificultades que tienen para ser autosuficientes en su vida diaria.

 

Para el paciente al que se le ha podido detectar el alzheimer precoz, el entorno familiar puede acelerar enfermedad, pues el estrés, la incomprensión, la falta de paciencia, les afecta agravando los síntomas, mientras que un buen clima hogareño y una vida tranquila hace más lenta la progresión de los síntomas. Los familiares que han podido detectar el alzheimer precoz deberán estar preparados psicológica y emocionalmente para convivir con la enfermedad.