Cómo diseñar la habitación de una casa

Aunque diseñar una habitación pueda parecer una tarea complicada, con algunos sencillos pasos es posible simplificarse para disfrutar del hogar al máximo.

Diseñar las habitaciones de una casa puede parecer muy complicado. Existen multitud de muebles, de colores para las paredes, de objetos de decoración, con tantas posibilidades de combinación que resulta realmente complicado tomar una decisión de qué es lo que se va a utilizar y cómo.

Cómo empezar: más sencillo de lo que parece

Así, para empezar a diseñar y descartar posibilidades, lo primero es pensar en el presupuesto. Si el presupuesto es bajo, la gama de opciones se reduce a materiales más sencillos y si es alto, se puede elegir, sencillamente lo mejor. El segundo paso es hacer una distribución de la casa, dividiendo los espacios y asignando usos para cada tipo de habitación una vez delimitadas estas.

 

Esto ayudará a diseñar según el uso que se vaya a dar a cada espacio. Cabe tener en cuenta que esta división debe hacerse considerando las tomas de agua y electricidad comunitarias. También es importante elegir una línea de diseño general para la vivienda. Si bien cada habitación puede tener una inspiración, elegir una línea general está bien para mantener la coherencia y que se respire un ambiente único y general en la estancia.

Pensar en global, fundamental para un resultado a tu gusto

Es interesante hacerse una idea general y esquematizada de todo lo que se define para poder tener una imagen global de todas las decisiones y sentirse a gusto con toda la planificación en general. Igualmente, puede interesar empezar a diseñar de las habitaciones más importantes a las menos, lo que permitirá esmerarse más en las habitaciones que más se utilizan.

 

No se debe olvidar, en ningún caso, que no solo la distribución de los espacios cuenta, también el ambiente que se quiera crear en cada habitación. Así, si se trata de una habitación infantil y se quiere crear un mundo de fantasía, se puede empezar pensando en paredes, posibles colores y objetos de decoración para seleccionar después los muebles del mismo estilo

 

Después, solo habrá que buscar la combinación entre ellos. Lo más importante es seleccionar varias posibilidades con una misma idea para después poder combinarlas entre sí manteniendo la armonía.