Cómo elegir el arte marcial adecuado

A la hora de elegir el arte marcial para entrenar se tiene que tener en cuenta las necesidades físicas y psicológicas de cada uno y la orientación defensiva u ofensiva de cada ténica.

Las artes marciales son sistemas de lucha basados en técnicas de defensa y ataque codificadas con una larga tradición en Europa y sobre todo en Asia, cuna de la mayoría de artes de combate milenarias. Para elegir el arte marcial adecuado se debe pensar primero cuales son los objetivos que se tienen, si se hace para reforzar la disciplina mental y física, para aprender a defenderse, para practicar un deporte o para reforzar la autoconfianza sobre uno mismo.

Para defensa personal

Si el objetivo de apuntarse a una clase de artes de combate es recuperar nuestra confianza y superar nuestro miedos se debe elegir el arte marcial menos ofensivo, orientado a la defensa personal, al entrenamiento físico y psicológico para poder repeler una agresión física o controlar situaciones de posible peligro.

 

Este tipo de sistemas defensivos se centran en el aprendizaje de técnicas de bloqueo de ataques, luxaciones e inmovilizaciones de uno o varios miembros del cuerpo de posible atacante.

 

La filosofía de las artes marciales de defensa es emplear el mínimo de movimientos y de esfuerzo para el acto de defenderse, en ningún caso permiten el uso de armas de fuego. Por ejemplo, el ejército israelí entrena desde su fundación el Krav Magá, muy efectivo en situaciones de peligro físico.

 

A la hora de elegir el arte marcial adecuado para la defensa personal que refuercen el carácter y la seguridad en uno mismo, los más recomendados son el Jiu-jitsu y el Jeet-Kune ya que se tratan de técnicas de distintos grados de complicación bastante efectivas, recomendadas tanto para personas deportistas como para mujeres y niños.

Artes marciales de combate

Las artes marciales también ofrecen sistemas de combate ofensivos. Se trata de deportes con bastante carga de violencia física, por lo que a la hora de elegir el arte marcial adecuado es importante autoevaluarse para saber si se está preparado tanto física como mentalmente para este tipo de entrenamientos.

 

En este caso el aprendizaje y entrenamiento de los alumnos no sólo se centran en técnicas de defensa e inmovilización, sino también en ataques ofensivos centrados en desestabilizar o inutilizar al contrario.

 

El boxeo es uno de los artes de combate con más tradición en Europa, donde los púgiles sólo pueden utilizar sus puños para luchar. Para elegir el arte marcial de combate más completo se deben estudiar las artes asiáticas como el Muay Thay o el Karate, enfocadas al enfrentamiento físico completo, usando manos, piernas y rodillas para vencer al rival.