Cómo elegir el cachorro perfecto para nuestro hogar

Es un evento hermoso cuando llega una nueva mascota a casa. Para elegir el cachorro perfecto hay que ver cómo de grande es el espacio que hay destinado para ellos.

Si bien el hecho de tener una mascota en casa es una experiencia maravillosa y trae mucha alegría al hogar, también es cierto que estos animalitos necesitan de un espacio en donde se puedan desenvolver a diario de manera adecuada. Para poder elegir el cachorro perfecto hay que tener en cuenta con cuanto tiempo se cuenta para educarlo, pasearlo y jugar con el, ya que dependiendo de la raza algunos son más tranquilos que otros. Además, estas mascotas estarán por muchos años en las vidas de sus dueños.

Pasos para hacer la mejor elección

  • En primer lugar se debe ser consciente de que un cachorro, además de todo lo anterior va a incrementar los gastos de la casa notablemente, no solo por su alimentación sino también por los juguetes, el collar, la correa, el peine, las vacunas y las medicinas. Lo primero que se recomienda es no comprar el cachorro, sino adoptarlo de una perrera, ya que así se les dará una oportunidad de vivir y tener una familia y lugar digno. Las razas no tan finas resultan ser las más agradecidas y leales. 
  • Al elegir el cachorro perfecto se debe cerciorar que éste se encuentre en buen estado, esto quiere decir que no tenga señales de enfermedad como secreciones nasales o signos de diarrea. En este punto hay que preguntar con que vacunas cuenta y si esta desparasitado, hay que informarse que alimento consume a diario y que pasaría si se le llega a cambiar de marca, en conclusión hay que aclarar toda posible duda que pase por la mente del dueño. 

Recomendaciones adicionales

  • Para elegir el cachorro perfecto lo primero que hay que preguntarse es si se tiene espacio para un perro de raza grande o pequeña. Las ventajas que tienen los perros chicos es que son muy cariñosos, juguetones, son menos costosos, son una excelente compañía y además viven mucho más años que los grandes, pero son muy celosos e impacientes con los niños. También suelen tener un carácter muy fuerte, por lo cual son muy protectores con sus dueños. 
  • En cuanto a los perros de raza mediana y grande son los ideales si se tienen niños, ya que éstos son mucho más pacientes y de mejor carácter. Al elegir el cachorro perfecto cuando se tiene hijos se debe tener en cuenta que los de estas razas tienden a aceptar y proteger a los más pequeños de la familia, por lo que será una tarea mucho más fácil el adaptarlo a un medio nuevo.