Cómo elegir el palo de hockey adecuado

El practicar el hockey es divertido y saludable, pero se debe elegir el palo de hockey adecuado para prevenir lesiones y accidentes.

El hockey es un gran deporte, y en su práctica el palo de hockey es un elemento imprencindible que debe estar adaptado al jugador que lo maneja. Existen una serie de criterios como pueden ser la longitud y el peso que nos permitirán conocer cuál es el modelo más adecuado para nuestra constitución.

Longitud del palo

  • La longitud del palo de hockey debe ser proporcional a la altura de la persona que lo va a utilizar. Para saber si un palo de hockey es adecuado para usted, tome el palo con ambas manos y ejecute un movimiento como si golpease un disco. Al realizarlo, el palo no debe tocar su estómago, ya que si lo hace, es señal de que el palo es demasiado largo.
  • Si al tomarlo para golpear se debe agachar, perdiendo con ello campo de visión, el palo es demasiado corto, y no debe ser elegido, pues las posibilidades de lesionar a otro jugador por levantarlo demasiado al jugar son muchas.

Peso

  • Los palos de hockey se dividen, según su peso, en tres categorías. La primera es la de los palos pesados, que son los que pesan entre 620 y 750 gramos. Después se encuentran los medios, cuyo peso oscila entre 580 y 620 gramos y ligeros, que son los palos de hockey de peso menor que 580 gramos pero mayor que 500 gramos. Algunos fabricantes también poseen una variante extra ligera, de 510 a 550 gramos de peso.
  • El palo de hockey adecuado es aquel que le permita relizar todo tipo de movimientos sin dificultad, lo cual se comprueba ensayando mover el palo en diversas direcciones.
  • Cuanto más fuerte se es, más pesado es el palo que conviene elegir, puesto que los golpes serán mas potentes y eficaces. Los palos pesados son idóneos para realizar lanzamientos potentes, mientras que los ligeros son más adecuados para defensa, por su mayor manejabilidad.
  • Sin embargo, hay que tener cuidado de no elegir un palo más pesado de lo que corresponde a nuestra fuerza, pues nos limitará la capacidad de maniobrar. Si duda entre dos palos similares, elija el menos pesado siempre.