Cómo elegir el perfume adecuado

Elegir el perfume correcto para cada persona, demanda conocer los gustos personales de la misma, las reacciones de la piel ante la fragancia y las opciones que se adjudicarán a su empleo.

Elegir el perfume adecuado, si bien es una tarea grata y satisfactoria tanto para hombres como para mujeres, posee una serie de condiciones básicas. El éxito de esta misión dependerá de la consideración de factores determinantes, como las preferencias aromáticas de cada persona, los detalles de asimilación de las mismas a partir de la configuración genética de la piel; y la oferta que se halla disponible en el mercado.

Gusto personal
Sin lugar a dudas, un detalle más que imperioso al momento de elegir el perfume adecuado es el que se basa en los gustos personales de cada consumidor. Una primera diferenciación es la que permite posicionarse dentro de las gamas dulces o amargas.

 

Una vez definida la preferencia global, se deberá apuntar la elección a las variantes que proponen las notas de los componentes propios de cada fragancia. Es decir, saber en qué gama plantear la búsqueda. Muchas personas prefieren los aromas basados en esencias, otros se inclinan hacia las flores, las frutas o las maderas. Es evidente que lo fundamental a la ora de elegir el perfume idóneo es sentirse agusto con la fragancia seleccionada.

Prueba de reacción
Cada piel asimila de manera diferente una misma fragancia siendo un factor de gran peso al elegir el perfume correcto. Esto se debe, entre otras circunstancias, a las configuraciones genéticas de cada persona las cuales se evidencian en el órgano cutáneo.

 

Atendiendo a estas circunstancias, en los locales de ventas especializadas aconsejan al cliente probar una pizca de las fragancias antes de comprarlas. En algunos sitios, a estas pruebas, se las denomina "perfumes tester". Es imprescindible dar un tiempo de reacción a la fragancia y a la piel, durante unos segundos.

Saber seleccionar la variante adecuada
Acceder al aroma correcto, incluye saber optar entre las variantes que una misma fragancia plantea al mercado. Una misma propuesta suele incluir versiones como Eau de Toilette, en su gama fresca; o Eau de Parfum, para la gama intensa, detrás de una misma etiqueta. En este caso, la intensidad de la fragancia será de gran importancia de acuerdo al momento del día y al espacio concreto en que se utilice.

 

Elegir el perfume adecuado, incluye una serie de pasos meticulosamente cuidados para lograr una correcta fusión que contemple gusto individual, tendencias genéticas y adecuación a las situaciones concretas en las que se lucirá la fragancia.