Cómo elegir la mejor inversión en momentos de crisis financiera

Los bienes fácilmente liquidables y la diversificación son la clave para elegir la mejor inversión cuando la tormenta se cierne sobre el panorama económico mundial.

Ante la grave crisis que azota los mercados, pudiese pensarse que ningún refugio es seguro y que cualquier instrumento monetario es peligroso. No obstante, es factible blindarse de alguna forma y elegir la mejor inversión siguiendo algunos parámetros de sentido común y siendo conscientes de que lo importante no es ganar más sino no perder lo ahorrado.

Qué bienes no deben adquirirse

Tradicionalmente, elegir la mejor inversión en épocas de turbulencias económicas equivalía a invertir en inmuebles. Como cosa curiosa, la crisis que se generó a partir de 2.008 ha golpeado el valor de las viviendas y locales severamente, con una caída de sus precios que no se ha detenido aún. Por ello, este tipo de inversiones actualmente resultan riesgosas.

 

Asimismo, mantener depósitos en dólares había sido un refugio seguro en tiempos difíciles. Sin embargo, la rebaja del ranking crediticio de los Estados Unidos y la incertidumbre acerca de su crecimiento económico hacen factible una devaluación de esta divisa y la convierte en insegura como inversión estable.

Liquidez y diversificación

En cualquier crisis financiera, elegir la mejor inversión pasa por adquirir bienes con alto grado de liquidez. El oro sigue siendo el refugio preferido de los prudentes; eso sí, no se hace referencia a comprar acciones de empresas mineras, sujetas a los vaivenes del mercado, sino al metal en sí, así como a las joyas preciosas, siempre que puedan mantenerse en un depósito seguro.

 

A diferencia del dólar, hay monedas más sólidas en cuanto a que no están sometidas a posibilidades de devaluación, como el franco suizo, por citar un ejemplo. Algunos analistas abogan por tener ahorros también en la divisa china, por la actual fortaleza de su economía y su crecimiento acelerado.

 

En todo caso, ante la incertidumbre que conlleva cualquier crisis financiera, otro aspecto importante a tener en cuenta es la diversificación de las inversiones. Como recomienda el refranero popular, “no se deben tener todos los huevos en una misma cesta”, pues elegir la mejor inversión significa en estos tiempos básicamente minimizar los riesgos.