Cómo elegir la mejor pantalla multimedia

Para poder disfrutar de los juegos más modernos y de las mejores películas es nuestro ordenador, es imprescindible una excelente pantalla multimedia

Dependiendo de la distancia y el ángulo de visualización, así como el uso que se le vaya a dar, nos conviene una pantalla multimedia u otra, y para saberla elegir es conveniente conocer los diferentes formatos existentes en el mercado.

Pantalla de rayos catódicos
Esta clase de pantalla multimedia emplea la misma tecnología que los televisores convencionales. Su gran profundidad lo convierten en una opción no adecuada si se dispone de poco espacio, pero si el que ocupa en profundidad más de treinta centímetros no es problemático, ésta pantalla multimedia ofrece buena imagen, con una buena visión desde cualquier ángulo, a un precio muy económico.

Pantalla de plasma
Una pantalla de plasma se caracteriza por su ligereza y su escasa profundidad física, pues normalmente es inferior a diez centímetros. Es muy buena para disfrutar de juegos multimedia y visualizar televisión en alta definición, pues la aceleración y la resolución de imágenes es elevada, especialmente en los modelos de gama alta. Como inconveniente presenta una alta emisión de calor, un elevado coste de adquisición, y averías muy costosas de reparar.

Pantalla de cristal líquido LCD
Aunque su calidad de imagen y sonido es buena, sólo son adecuadas para ser pantalla multimedia si su tamaño es menor a 30 pulgadas, pues para tamaños mayores la definición se pierde, además para disfrutar bien de toda la calidad de color e imagen es necesario colocarse frontalmente a la pantalla. Su precio es moderado, y su gasto energético bajo, ya que apenas emite calor, lo cual la hace idónea para situarla en lugares de tamaño reducido.

Formato de pantalla
A la hora de elegir una pantalla multimedia hay que tener en cuenta el uso que se le va a dar. La medida con las que se cataloga a éstos aparatos es la longitud de la diagonal, medida en pulgadas. Pero dos monitores de las mismas pulgadas pueden tener forma diferente.

La televisión suele emitir en formato 4:3, por lo que si ver sus programas va a ser la función principal del monitor multimedia, debe elegirse ése formato. Pero si se va a emplear para visualizar películas procedentes del cine, es mas aconsejable adquirir una pantalla cuyo formato sea el del cine, es decir, 16:9, que es el formato adoptado también por la moderna televisión de alta definición.

El tamaño de la pantalla debe ser escogido en referencia a la distancia desde la que se verá, lo mejor es que la distancia sea el triple del tamaño de la diagonal, recordando que cada pulgada equivale aproximadamente a 2,5 centímetros.