Cómo elegir la primera crema antiarrugas

Los años pasan de forma inevitable. Elegir la crema antiarrugas idónea para el cuidado de nuestro rostro aportará confianza y ayudará a envejecer de una manera natural.

Para poder elegir una crema antiarrugas se debe de tener en cuenta el tipo de piel y la edad. La crema antiarrugas aportará unos componentes específicos que actuarán directamente sobre las arrugas, intentando alisarlas. Como resultado obtendrás un rostro más terso y firme.

Cuándo debemos comenzar a utilizarlas

En la mujer, la edad mas apropiada para comenzar a utilizar la crema antiarrugas es a partir de los 30 años. Incluso antes si se tiene la piel seca, en este caso es recomendable utilizarla a partir de los 25 años. En los hombres sería a los 30 años, ya que su piel generalmente es más gruesa y su producción de nivel de colágeno es superior.

 

A partir de esta edad la piel deja de producir de forma gradual colágeno, perdiendo su elasticidad. Como efecto comienzan a marcarse seriamente las líneas de expresión. Por lo que debemos de comenzar a tratar nuestra piel diariamente con productos más específicos para esta edad.

Ingredientes necesarios para una buena crema antiarrugas

Es imprescindible que contenga colágeno, componente indispensable que suavizará las líneas de expresión y restaurará la flexibilidad de la piel alisando las arrugas. También elastina, que actúa frenando la flacidez de la piel, manteniendo la firmeza de los tejidos. Asimismo, es importante el ácido glicólico, ya que permite la restauración completa de la epidermis e incrementa la hidratación cutánea.

Cómo aplicarla correctamente

Uno de los factores que más influyen en el efecto de la crema antiarrugas es el aplicarlo correctamente. Se debe masajear cada una de las arrugas en función de la dirección que tengan hasta que la crema se haya absorbido por completo.

 

Se debe usar siempre con el rostro limpio y tonificado, el mejor momento de su aplicación es por la noche, ya que durante el sueño la piel se reconstituye. Debemos intentar tener la misma marca de crema de día ya que así actuarán en equipo y brindarán los mejores efectos para tu rostro.