Cómo elegir las asignaturas para estudiar fotografía

Por medio de fundamentos técnicos y estéticos, estudiar fotografía supone atravesar por un plan de estudios con una serie de asignaturas, que llevan a la formación y a la especialización.

No alcanza con saber que queremos ser profesionales creativos para estudiar fotografía, tenemos que elegir de acuerdo a nuestra conveniencia. Conocer el manejo de una cámara para capturar imágenes digitales o analógicas y experimentar los procesos de laboratorio en blanco y negro o color, son asignaturas básicas. Las especificidades las podemos dejar para cuando decidamos una orientación.

Conocimientos elementales

  • Al momento de estudiar fotografía nos daremos cuenta que hay cantidad de asignaturas, algunas figuran como obligatorias y otras como optativas porque dan acceso a diferentes áreas del conocimiento y pueden ser útiles en el futuro. Cualquier programa nos tiene que ofrecer materias relativas a la composición artística y al funcionamiento de las cámaras fotográficas en general.
  • Las asignaturas prácticas que implican el manejo de la cámara y los procesos de laboratorio son fundamentales. Existen otras que a primera vista no parecen tan necesarias pero si ahondamos veremos que son por demás útiles, como las nociones de física o dibujo. Cuando analicemos la distancia focal de un objetivo o las profundidades de campo veremos la aplicación.
  • Las asignaturas que contemplen el proceso de revelado y positivado, las emulsiones y los papeles, son importantes, así como lo es interiorizarse en técnicas digitales. En ambos casos deben abarcar procedimientos prácticos pero también basarse en la teoría. Otra materia imprescindible es la referida a la iluminación, tanto a la luz natural como al uso del flash u otras fuentes.

Conocimientos específicos

  • Una vez que nos hayamos dedicado a las asignaturas básicas elegiremos aquellas que nos gusten o hagan al campo al que queremos dedicarnos. Estudiar fotografía está en el ámbito de las artes visuales y muchas temáticas incumben a la formación, podemos seleccionar asignaturas adaptadas a nuevas corrientes creativas o alguna orientada al fotorreportaje, por ejemplo.
  • También figuran asignaturas del área de humanidades, como historia del arte, semiología o fenomenología de la percepción, que implican programas basados en lecturas de determinadas bibliografías. La formación cultural nos será útil si trabajamos en proyectos multidisciplinares, por lo que son materias que pueden dejarse para más adelante pero contribuyen a la formación integral y capacidad crítica.
  • La arquitectura y las comunicaciones publicitarias y audiovisuales brindan técnicas e ideas para plasmar en trabajos artísticos, aunque conviene dejar esas asignaturas para después de que tengamos aquellas básicas para estudiar fotografía, entonces estaremos seguros de lo que pretendemos profesionalmente. Las especializaciones en temas diversos tienen que venir después de los conocimientos básicos.