Cómo elegir los palos de golf: características y usos

Utilizar correctamente cada uno de los palos de golf será decisivo para lograr una mayor precisión de juego y un mejor handicap.

El golf es uno de los deportes más jugados en el mundo y desde hace años se ha popularizado entre todo tipo de clases sociales, dejando de ser un deporte exclusivo de unos pocos. En la mayoría de ciudades existen campos municipales donde cualquiera puede practicar este deporte de habilidad. Se juega con tres tipos de palos de golf: las maderas, los hierros y los putters.

Las maderas

Dependiendo de las necesidades del juego el golfista deberá elegir entre distintos palos de golf, ya que cada uno tiene una función diferente y específica. Las maderas se utilizan para golpes de larga distancia, normalmente los primeros golpes de cada hoyo, sobretodo el de salida también llamado "tee". Las maderas permiten lanzar la bola con más potencia y distancia, logrando avanzar la bola en el campo con más facilidad.

 

 

En la actualidad las maderas están hechas de acero o titanio. Al igual que el resto de palos de golf están clasificados por números: a mayor número mayor ángulo de inclinación de la cabeza del palo, lo que hace que la bola alcance mayor altura. Las maderas sin embargo no permiten lanzamientos muy precisos, por lo que su uso está reservado a las grandes distancias. 

 

 

Los hierros y los putters

Los hierros son los palos de golf más versátiles, utilizados para dar más precisión al tiro, y no son tan potentes como las maderas. Se utilizan para acercarse al green, para posicionar la bola y para lanzamientos de aproximación o rectificación. Se suelen llevar nueve o diez, dependiendo de las necesidades del golfista, y al igual que las maderas cada numeración es un ángulo diferente que sirve para elevar más o menos la bola.

 

 

Los palos de golf con un mayor grado de inclinación son los wegdes, que se usan para lanzar la bola fuera de un arenal o que precisan de un golpe elevado y preciso. A menos graduación mayor longitud de tiro. Por último los putter son los palos que se utilizan en el green, para aproximarse al hoyo o directamente tratar de meterla dentro tras los acercamientos a través de la madera primero y de los hierros después. Normalmente sólo se utiliza uno, ya que estos no tienen ningún tipo de graduación o inclinación, son palos para golpes suaves pero muy precisos.