Cómo elegir un televisor de pantalla plana duradero

Hoy en día, un televisor de pantalla plana es un elemento de lujo que requiere de muy buenas condiciones para que se justifique hacer esta costosa inversión

El gran avance tecnológico de los tiempos actuales obliga a ir renovando todos los elementos del hogar, sobretodo aquellos de índole electrónico. Este es el caso del televisor de pantalla plana, que llega a reemplazar al tradicional de tubo de rayos catódicos; A la hora de adquirirlo hay que tener en cuenta factores como la definición, la calidad y el sonido.

Aspectos principales
Para elegir un buen televisor de pantalla plana, lo primero que hay que tener en cuenta es su tamaño, que debe ir acorde al espacio que va a ocupar, ya que si el lugar no es lo suficientemente grande la vida útil del aparato puede llegar a ser menor por la mayor acumulación de polvo y humedad. En este punto es importante saber que la distancia ideal respecto a la pantalla debe ser de 1.5 a 2 metros.
Los televisores plasma generalmente cuentan con un tamaño considerable y una alta resolución, cuyas imágenes son de gran estabilidad y fidelidad en su color y contraste. Las desventajas de esta clase de equipos esta en su poca duración que aproximadamente es de 2 a 3 años, a partir de ese momento la calidad se reduce a la mitad, además son muy pesados y requieren de soportes robustos. Si se desean aparatos de mayor resistencia se recomienda adquirir los LCD o el TFT.

Los mejores tipos de Televisión
El televisor de pantalla plana LCD consiste en un display de cristal líquido lo que le da a la imagen una mayor nitidez y contraste. También se elimina la sensación de parpadeo que provoca el conocido cansancio ocular y además, tiene un consumo de energía mucho menor. En cuanto al TFT, esta es una versión mejorada del LCD, ya que amplía considerablemente el ángulo de visión logrando una pureza óptima en el color y su velocidad de respuesta ante el cambio de imágenes es mucho mayor.

El promedio de vida tanto para el LCD como para el TFT es de 5 años de emisión continúa durante las 24 horas del día. Adicionalmente, estas pantallas son mucho más livianas y no tienen problemas de quemado, con referencia al precio todos se encuentran por el mismo rango de valor. En el momento de elegir que televisor de pantalla plana adquirir lo más importante es que cumpla con las necesidades de quien lo compra y sobretodo que sean de marcas reconocidas que brinden una garantía duradera.