Cómo empalmar un interruptor: consejos de profesional

La electricidad no es tan complicada como parece. Aquí les brindamos algunos consejos de cómo empalmar un interruptor siguiendo consejos de profesional

Algo tan común y cotidiano en todas nuestras casas como es la electricidad ha sido desde siempre la gran desconocida para la mayoría de las personas profanas en la materia. Empalmar un interruptor no es peligroso si se siguen una serie de precauciones y reglas básicas y sencillas.

Qué es y como funciona
Un interruptor es un pequeño y simple aparato que permite cortar la corriente entre dos puntos, es decir, interrumpir el paso de la electricidad hacia algún aparato o punto de luz. Externamente hablando, o sea lo que vemos, un interruptor tiene aspecto de pulsador o tecla y puede ser aéreo o empotrado en la pared. Internamente, es un sencillo mecanismo metálico. Al empalmar un interruptor, se hace posible la interrupción del paso de electricidad entre dos o más cables dados.

Cómo colocarlo
Primeramente y muy importante para evitar electrocuciones, deberemos quitar la luz apagando el interruptor de luz general que encontraremos junto al contador o en su defecto en la caja dónde entra la luz a nuestros domicilios. En caso de no encontrar dicho interruptor general, baje todos los interruptores (llamados térmicos o diferenciales) de la caja.

Seguidamente pele el extremo de los cables con un pela-cables o alicates aproximadamente a un centímetro y enrosque los hilillos de cobre con los dedos dando un pequeño giro. Trate los cables uno a uno, así evitará cruces y electrocuciones si por error no estuviera desconectado de la corriente. Al interruptor que desea instalar habitualmente tienen que llegarle como mínimo dos o tres cables: azul, negro y amarillo-verde, y de él saldrán otros tres. Interrumpa preferentemente el negro, y nunca instale un interruptor sólo en el amarillo-verde.

En cuanto a la sujeción de los cables, podemos encontrarnos con dos tipos de interruptores: los de pinza y los de tornillo. Insertaremos cada cable en su agujero, bien sea por la pequeña pinza o por tornillo. Caso de hacerlo por tornillo, asegúrese que los cables queden bien sujetos y apretados al mecanismo para evitar falsos contactos que podrían causar daños al interruptor. Finalizado todo ello, coloque otra vez el mecanismo interruptor en su carcasa y vuelva a conectar el interruptor de luz general. Si todo ha sido correcto funcionará, sino “saltará” el interruptor general y deberá revisar su interruptor ya que éste tiene un cruce.

Con estas pequeñas directrices, ya sabemos cómo empalmar un interruptor siguiendo los consejos de un profesional.