Cómo empezar de nuevo si has sido despedido del trabajo

En ocasiones, ser despedido del trabajo mina la autoestima, mermando las posibilidades de conseguir un nuevo empleo. Mantener la motivación y la calidad del currículum son esenciales a la hora de encontrar trabajo.

Hoy en día, ante la recesión económica muchas personas que tenían un trabajo estable se ven de nuevo en la calle buscando empleo. En muchas ocasiones, ser despedido del trabajo conlleva frustraciones, temores y ansiedades ante el planteamiento de un futuro incierto que se abre ante nosotros.

No perder la motivación

  • Si se ha sido despedido del trabajo debe tomarse ese cambio como una experiencia de la que aprender y sacar algo positivo. De esta forma no se perderá la motivación ni la confianza en nosotros mismos. Además, es importante conocer los errores que se han cometido en el pasado para no volver a cometerlos en un posterior empleo.
  • Una vez que se ha afrontado la nueva situación, debemos plantearnos nuevos objetivos y retos para conseguir un nuevo trabajo lo más rápido posible, como nuestra familia o mantener o comprar una vivienda. De esta forma, nos mantendremos motivados y con ganas de trabajar, de manera que lograremos causar una buena impresión en futuras entrevistas.

Cuidar la imagen y el formato del currículum vitae

  • Tanto si has sido despedido del trabajo como si deseas encontrar uno nuevo, es imprescindible tener una buena carta de presentación, es decir, un buen currículum que presentar en el próximo lugar al que vayamos a solicitar empleo. Para ello, debe ocupar a lo sumo dos hojas, tener un lenguaje claro y conciso y que conste de una foto a color tamaño carnet.
  • Es importante a su vez no ponernos barreras a la hora de dejar nuestro currículum en las empresas. Debemos confiar en nuestras posibilidades y dejar nuestra candidatura en todos los lugares en los que podamos trabajar. En Internet existen bolsas de trabajo como desde las que podemos suscribirnos y acceder a las distintas ofertas.

Cursos de formación

  • También existen cursos con los que podemos complementar la formación. Pese a haber sido despedido del trabajo, podemos encontrar cursos indicados para personas desempleadas en múltiples disciplinas o áreas. Esto nos ayudará tanto en el nivel académico como en no perder los conocimientos que hayamos estado empleando en el puesto que se haya abandonado.
  • Para acceder a ellos es imprescindible apuntarse a la bolsa de desempleo o cumplimentar la solicitud desde Internet. Estos tipos de cursos incluyen en algunas ocasiones prácticas en empresas donde se puede continuar trabajando una vez que haya finalizado el curso.