Cómo encontrar los años 20 en el Chicago actual

Aún es posible encontrar hoy el Chicago de los locos años veinte, un referente mundial en arquitectura y el aparador norteamericano del gangsterismo.

Aunque Chicago es una ciudad conocida principalmente por personajes como Al Capone, también es un ejemplo de urbanismo contemporáneo y de diseño arquitectónico. Desde el incendio completo de la ciudad en 1871, ésta sería reconstruida siguiendo los diseños racionales de la "escuela de Chicago", que a finales del siglo XIX definiría el estilo de la ciudad. Con el fin de la Primera Guerra Mundial, ésta ya era una ciudad contemporánea, repleta de rascacielos, grandes avenidas, metropolitanos, tranvías y gángsteres.

El arte decorativo de los años veinte

Los edificios típicos de los años veinte responden al estilo local de la escuela de Chicago y a la aparición del Art Deco, una evolución del modernismo en la que priman las formas y diseños geométricos, y que decorará gran parte de los edificios característicos de la década, entre los que destacan el Chicago Tribune, Chicago Board of Trade, o el Lyric Opera of Chicago. Para poder encontrarlos basta con hacerse con cualquier plano de la ciudad y localizarlos.

La meca de la corrupción

La industria turística actual ha sabido explotar los tirones del gangsterismo de los años veinte y del cine norteamericano. Actualmente, en Chicago se pueden encontrar tours y museos dedicados a estos dos atractivos. Sin embargo, el abuso que se suele hacer de ello hace perder la perspectiva, ya que aunque a través del cine pueda ser sugerente recorrer un itinerario relacionado con el crimen organizado, no hay que olvidar que el gangsterismo en Estados Unidos no fue ninguna película.

 

Muchos de los lugares característicos del gangsterismo de los años veinte han desaparecido. Si bien, puede recuperarse el ambiente recorriendo las grandes avenidas y calles del distrito comercial central, el Loop, la ciudad aún ofrece algunos lugares como centros de interés turístico, pese a ser estos algo dudosos.

 

Se puede pasear por la Green Mill, donde los gángsters se dejaban ver y que actualmente hay una buena selección de clubs y pubs. También se pueden visitar los espectáculos ambientados en los años veinte de muchos de los clubs y teatros de la ciudad, quizás el Tommy Gun's Garage. Algo más económico es visitar la Union Station, que ha servido de escenario a películas como Los Intocables, o contratar directamente un tour dedicado al mismo.