Cómo encontrar trabajo desde casa como periodista freelance

Para ser periodista freelance se necesita contar con algunas habilidades, así como también con la capacidad para conseguir varias exclusivas interesantes.

Un periodista freelance (independiente) es una persona que por cuenta propia colabora con los medios de comunicación y que normalmente cobra por cada escrito que le publiquen de forma impresa o digital. No existen requisitos para convertirse en un periodista independiente, así que si a usted le gusta escribir puede convertirse en un redactor libre que trabaje desde casa.

Trabajar como periodista independiente

Una vez que se haya decidido a ser periodista independiente, debe contar con un buen equipo de medios: computadora, digitalizador de imágenes, grabadora, cámara de fotos e incluso una cámara de vídeo. Es claro que para empezar no es necesario tenerlo todo, pues puede iniciar solo con Word y el correo electrónico.

 

Por otra parte, al ser freelance será necesario que dedique la mayoría de su tiempo a conseguir exclusivas. Puesto que nadie le encargará los escritos será un poco difícil conseguir clientes, así que deberá desarrollar su habilidad de convencimiento para que se interesen en su trabajo y que le paguen lo que usted establezca.

 

Asimismo, si su objetivo es trabajar por encargo, visite a los posibles clientes para mostrarles un pequeño portafolios que incluya artículos o reportajes que le hayan publicado previamente. De la misma forma, también exponga sus ideas sobre temas de interés que le aseguren ser aceptado como periodista independiente.

 

No deje de lado a las empresas privadas que periódicamente pueden requerir de los servicios de un periodista freelance. Estas compañías suelen realizar diferentes encargos como notas de prensa, redactar catálogos de productos, escribir una memoria, y en ocasiones también solicitan medios gráficos (fotografías o vídeos).

Desventajas de ser freelance

Por la gran competencia que hay en este ámbito en diferentes ocasiones un periodista freelance se ve en la necesidad de tener que rematar sus escritos. Por otro lado, algunas empresas piden anonimato total, es decir, al recibir el pago se perderá el crédito por el trabajo. Para muchos periodistas freelance esta situación es tan difícil que terminan renunciando a su independencia.