Cómo enfrentarse al acoso escolar en el instituto

Conseguir afrontar y superar el acoso escolar en el instituto es posible con la ayuda de profesores, padres, compañeros y de uno mismo, siguiendo una serie de pautas y comportamientos.

Casi el 2% de los escolares españoles reconocen ser acosados por sus compañeros. Esta cifra se incrementa si se habla de acoso escolar en el instituto, el cual afecta al 5% de los jóvenes. Esta terrible experiencia es difícil de afrontar, tanto para el acosado como para sus progenitores, pero es clave enfrentarse a este acoso y lograr superarlo.

Reconocer el acoso

  • Existen tipos de acoso escolar en el instituto difíciles de detectar hasta por el propio acosado, tales como el psicológico, visual o el de exclusión entre otros. Lo primero que debe hacer la persona acosada es reconocer que lo está siendo y desde ese momento intentar superar esa situación.
  • En cuanto al perfil más común de joven acosado, es el de una persona tímida y con baja autoestima. La mayoría de casos de acoso en el instituto empiezan con burlas hacia este tipo de personas y desde ahí va aumentando el número de burlas y agresiones. Por esta razón, es clave superar el miedo y aumentar la autoestima para integrarse en el grupo.

Comentar la situación y buscar apoyos

  • Para superar las situaciones de acoso escolar en el instituto no solo basta con cambiar de actitud, sino que es necesaria la ayuda de personas adultas como padres o profesores. Tanto padres como profesorado pueden ayudar de muchas formas al acosado, por ejemplo, hablando con los acosadores y tomando medidas para evitar que sigan con su acoso.
  • En el acoso escolar en el instituto, el acosador suele estar apoyado por el grupo. Si el joven acosado consigue ganarse la simpatía del resto de compañeros y ponerlos de su lado, el agresor dejará de acosar al sentirse solo y marginado, al ser rechazado por el grupo.

Enfrentarse a los acosadores

  • Si la situación no ha cambiado todavía, la única opción para superar el acoso escolar en el instituto es enfrentarse a los acosadores. Esto se debe hacer manteniendo una actitud segura y no violenta, demostrando al acosador que no se le tiene miedo alguno. Además, con la ayuda del grupo el acosado será defendido por el resto de sus compañeros.
  • Con todo esto, el acoso escolar en el instituto debería estar superado, pero no por ello se debe cambiar de actitud. Es importante continuar ganando el aprecio de los compañeros y, de esta manera, evitar estar marginado del grupo y ser presa fácil para los acosadores.