Cómo enfrentarse a la vuelta al colegio en una familia numerosa

Lo ideal es que cada miembro de la familia retome los horarios habituales, realice un calendario y tenga todos sus materiales una semana antes de la vuelta al colegio.

Luego de unas largas vacaciones, la vuelta al colegio puede volverse algo difícil tanto para los niños como para los padres. Es por eso que sobre todo las familias numerosas deben organizarse lo suficiente para que el enfrentarse nuevamente a la rutina escolar, no se haga tan complicado.

De compras

La vuelta al colegio requiere una gran cantidad de materiales y libros nuevos. De esta manera, cuando se tienen varios pequeños se realiza una importante inversión. Lo ideal es poder preverla con anticipación.

 

Para ello, aproximadamente un mes antes de comenzar las clases es necesario realizar una lista con lo que cada uno precisará. De esta manera es más fácil hacerse una idea de cuánto dinero se deberá disponer. Y al mismo tiempo, teniendo enumerado cada item de manera organizada, el momento de las compras escolares será más simple.

Retomando los horarios habituales

En el verano los niños suelen acostarse más tarde que durante la época escolar. Es por eso que normalmente abandonan la costumbre de madrugar por las mañanas; y al regresar a clases puede costarles adquirir este hábito nuevamente. Para lograr que duerman lo suficiente y se despierten a tiempo, es recomendable que todos retomen sus horarios de descanso al menos una o dos semanas antes de la vuelta al colegio.

Crear un calendario familiar

Comúnmente, en las familias numerosas se da el problema de que cada pequeño lleva una agenda distinta. Es decir, a pesar de que normalmente todos entran a la escuela o secundaria al mismo tiempo, sus diferentes actividades extra curriculares podrían no ajustarse dentro de los mismos horarios.

 

Para evitar complicaciones, siempre es bueno crear un calendario al aproximarse la vuelta al colegio, ya que normalmente es también cuando se retoman las clases de piano e inglés, por ejemplo. En él deberían indicarse los días y horas en que cada uno tiene compromisos de este tipo. Puede ser buena idea asignarle un color distinto a cada miembro de la familia, para evitar confusiones.