Cómo escribir una carta de agradecimiento para una entrevista

Una carta de agradecimiento gusta al entrevistador y facilita el que recuerde de forma positiva la entrevista realizada.

Enviando una carta de agradecimiento a nombre de la persona que nos hizo la entrevista, destacando los puntos positivos, y aportando datos para resaltar lo que crea que no quedó claro, o aportaciones para crear mejor imagen ante el seleccionador, se consigue destacar de los demás candidatos al puesto laboral ofertado.

Prerrequisitos
Para poder redactar una excelente carta de agradecimiento es imprescindible recordar bien el nombre y los apellidos de la persona que realizó la entrevista, para así enviar la carta dirigida a esa persona. Para ello es preciso pedirle al final de la misma que nos indique su nombre y apellido, más un teléfono de contacto, o una tarjeta de visita en la que venga indicado.

Elaboración de la carta
Es conveniente comenzar la carta de agradecimiento con un saludo cortés, como, por ejemplo, "estimado señor XXX". La carta debe ser lo más breve posible, para así facilitar el leerla entera en unos pocos segundos.

 

En la carta de agradecimiento es adecuado destacar los puntos positivos que se trataran en la entrevista, así como recordar los argumentos que se usaron para reforzar posibles puntos débiles. Un posible ejemplo podría ser el caso de que se pida nivel alto de inglés y no se disponga de certificado de nivel, pero se alegó haber estado diez años en Inglaterra, y se continuó la entrevista en inglés.

 

Es conveniente recordar y enfatizar el entusiasmo e interés por el puesto laboral ofertado, así como las cualidades que le convierten en idóneo para el puesto. Es conveniente no extenderse mucho en ello, pues el objetivo de la carta es hacer recordar al seleccionador la entrevista con usted, no reescribir la misma.

Formato de la carta
La carta de agradecimiento debe estar en formato de tamaño folio, es decir, din A4, impresa sobre un folio de color blanco. Otros colores no son adecuados porque podrían dificultar la lectura de la carta, o transmitir sobre usted la idea de que es poco serio. Solamente son adecuados papeles de colores si se optase a un puesto de creativo.

 

Es adecuado introducir la carta de agradecimiento en un sobre grande solamente si se entrega en mano, tanto al destinatario como en la recepción de la empresa. Si, por el contrario, el envío es vía postal, es más adecuado emplear un sobre normalizado, en el que se meta la carta doblada en tres partes, para que quepa en el buzón sin doblarla ni arrugarla.