Cómo estar en forma después de las fiestas

Recuperar la silueta después de las fiestas y manternerse en buena forma física puede convertirse en una agradable costumbre sin necesidad de mucho tiempo o esfuerzo.

Las fiestas suelen tener el inconveniente de dejar a las personas con unos kilos de más. Entonces es el momento de rebajar ese exceso de peso, cosa no tan difícil teniendo algo de disciplina y poniendo atención en lo que se come. Cuidar la alimentación o hacer algo de ejercicio no tienen por qué ser cosas que requieran un gran sacrificio o resulten desagradables.

Las dietas no siempre son necesarias

Si el problema es haber ganado algunos kilos durante las fiestas, no es necesario ceñirse a una dieta estricta. Bastará con llevar una alimentación equilibrada, procurando que sea variada y baja en grasas. Añadir tres verduras al menú diario, reducir el consumo de fritos y sustituir los refrescos por agua ciertamente ayudará a recuperar el peso después de las fiestas.

 

Reemplazar las pastas del desayuno por una rebanada de pan con aceite o un postre dulce por una pieza de fruta son pequeños gestos que dan grandes resultados. Esto no implica que quien realiza la dieta deba privarse de esos pequeños placeres, sino simplemente reducirlos.

Ejercicio sí, pero no siempre en el gimnasio

El ejercicio físico es recomendable a cualquier edad, pero muchas veces no se encuentra tiempo o medios para acudir a un gimnasio. Sin embargo, no es necesario variar demasiado la rutina diaria para practicar un poco de ejercicio, que ayudará a reducir esos kilos que han dejado las fiestas.

 

Evitar los ascensores y subir escaleras es un excelente ejercicio para tonificar glúteos y caderas. Ir caminando al trabajo o bajar del transporte público una parada antes de lo habitual, permitirá caminar a diario y practicar un tonificante ejercicio cardiovascular sin necesidad de dedicarle un tiempo extra que a menudo no se posee.

 

Diez minutos de abdominales mientras se observa el programa de televisión favorito o un corto paseo al final del día son otros de los muchos ejemplos que se pueden integrar en la vida diaria y que ayudarán a recuperar el peso ideal y una forma física óptima después de las fiestas.