Cómo estirar los abdominales y evitar lesiones

Consejos para saber cómo estirar los abdominales y evitar lesiones indeseadas cuando realizamos actividad física.

Saber cómo estirar de forma adecuada los músculos de nuestro cuerpo, debería ser una preocupación y ocupación para todo deportista o persona que se ejercite regularmente. Saber cómo estirar los abdominales también es importante, aunque no todo el mundo lo tiene en cuenta.

Por qué saber cómo estirar los abdominales
Antes que nada sepamos que la función del abdomen a la hora de hacer ejercicios o cualquier otra actividad física es la de sostener el cuerpo, manteniéndonos balanceados y equilibrados. En esto también ayudan otras partes del cuerpo, pero el abdomen es nuestra zona central, el lugar por donde circula toda la energía y fuerza del cuerpo de una punta a la otra.
Ahora que sabemos por qué es importante tener un fuerte abdomen, también sabemos que tenemos que cuidarlo para que esté en óptimas condiciones y podamos rendir siempre al 100%.
No solo tenemos que estirar por estirar, sino que tenemos que hacerlo correcta y lentamente para no lastimarnos y evitar molestias, dolores y lesiones. Así es que como trabajamos nuestros abdominales para que luzcan bien, también tenemos que trabajar en cuidarlos.

Cómo estirar los abdominales
Hay muchos ejercicios simples y sencillos que nos servirán para estirar nuestros abdominales. Los mismos se pueden realizar al comienzo de la rutina para calentar, durante o al finalizar nuestros ejercicios para relajar los músculos.
Uno de los ejercicios más conocidos y practicados consiste en echarnos boca abajo sobre la colchoneta.

Las manos tienen que estar apoyadas en la lona a la altura de los hombros. Luego aspirando por la nariz y con las piernas extendidas y pegadas al piso, nos apoyamos y sostenemos sobre los brazos, y lentamente y sin realizar un sobre esfuerzo vamos levantando la columna hasta llegar al tope de nuestra elongación. Allí nos mantenemos durante unos diez segundos y luego exhalando volvemos a nuestra posición original. Nos relajamos y respiramos unos cinco o seis segundos y repetimos la acción unas dos o tres veces más.
Otro ejercicio que podemos realizar es echarnos boca arriba con el mentón pegado al pecho y las manos apoyadas entre la mitad de nuestra espalda y la colchoneta. Estiramos las piernas y las sostenemos en el aire realizando un pequeño y lento pataleo por 10 segundos. Luego volvemos a nuestra posición original, descansamos y repetimos la acción.
Saber cómo estirar los abdominales también consiste en hacerlo reiteradamente, con precisión y frecuencia.