Cómo evitar los ácaros en casa

Los ácaros abundan en todas las partes de nuestro hogar: sillones, muebles, camas. Estos pequeños animalitos resultan muy molestos, sobre todo para aquellos que sufren de alergia.

Estos insectos que habitan en las escamas de la piel y en toda la casa son difíciles de controlar, al ser su tamaño muy pequeño. Los ácaros del polvo se alimentan de este y les gusta estar en lugares donde la humedad y el calor están presentes.

Qué hacer para intentar evitarlos

A la hora de limpiar es aconsejable utilizar el aspirador en vez de la escoba. Para quitar el polvo que se acumula en los muebles, un trapo húmedo no levantará el polvo mientras se limpia y si hay aire acondicionado en la casa, los filtros del aire deben limpiarse o utilizar recambios varias veces al año.

 

El dormitorio es un lugar de la casa donde los ácaros están muy presentes. Las almohadas y colchones son su principal objetivo. Para evitar que se acumulen, hay que sustituir las telas de origen vegetal o animal, como la lana, por materiales sintéticos. Los colchones deben ser de látex y estar protegidos por cubrecamas que puedan lavarse a más de 55 grados
centígrados.

Otros recursos para evitar los ácaros

Airear las habitaciones diariamente, limpiar la tapicería de la casa con la aspiradora, mantener un ambiente en el hogar donde la humedad no supere el sesenta por ciento y la temperatura no suba de los veinte grados, así como lavar los cojines y peluches con frecuencia.

La alergia a los ácaros

Para detectar qué tipo de alergia se padece es aconsejable realizarse la prueba. Con los dos brazos extendidos realizan una serie de pinchazos a los cuales administran una gota de cada uno de los elementos que más alergias producen, siendo la del ácaro una de las más comunes.

 

Si se piensa que un tercio de la vida se pasa en la cama mientras se duerme, esto significa que todo ese tiempo se está en compañía de los ácaros, por lo que tomar las medidas de limpieza aconsejadas es muy importante para evitar empeorar la alergia o incluso provocarla.