Cómo evitar pagar las comisiones bancarias en el extranjero

Las apertura de cuentas online es la mejor forma de evitar pagar las comisiones bancarias en el extranjero. Todos sus servicios son gratuitos.

Hoy día es dificil evitar pagar las comisiones bancarias en el extranjero. La mayoría de las entidades financieras cobran por la utilización de casi todos sus servicios. Así, cuando se firma un contrato con el banco se ha de tener en cuenta que deben estar especificadas todas y cada una de las comisiones que se van a cobrar según el servicio elegido. Sin embargo, existen diversas opciones que pueden evitar pagar las comisiones bancarias si se va a salir fuera del lugar de origen.

Dinero en metálico

Si se va a pasar un corto periodo de tiempo en el extranjero, la mejor opción es llevar dinero en efectivo. La mayor parte de los países no incluidos en la zona euro suelen aceptar dólares. El cambio se debe hacer dentro del lugar de residencia actual y una vez llegados al país de destino, los dólares se pueden cambiar por la moneda que utilicen. Esta opción permite ahorrar una buena cantidad de dinero al hacer el cambio y evitar pagar las comisiones bancarias más de una vez.

Tarjetas de plástico

Si la estancia se alarga, lo mejor es llevar encima alguna tarjeta de débito/crédito. Aunque no existen muchos bancos que permitan sacar dinero en el extranjero sin cobrar comisiones, sí los hay. Con estas tarjetas se puede obtener dinero en cualquier cajero de cualquier parte del mundo. Esta opción es ideal para estudiantes ya que además de evitar pagar las comisiones bancarias, las transferencias también son gratuitas. El único problema es que tienen límite de edad.

Cuenta online

Cada vez son más los usuarios que han dejado de utilizar los servicios físicos de los bancos precisamente porque cada vez son más altas las comisiones que se pagan. La mayoría de las entidades disponen de cuentas y servicios online en las que el usuario no sólo evita pagar las comisiones bancarias, sino que incluso en algunos casos se devuelve un tanto por ciento de los recibos domiciliados o se dan pequeñas compensaciones económicas por domiciliar la nómina. Además es muy cómodo si se tiene en cuenta que podemos ver todos nuestros movimientos y transacciones en cualquier parte del mundo. De esta forma se puede evitar pagar comisiones bancarias en el extranjero puesto que todos los servicios son gratuitos. Simplemente habría que domiciliar la nómina o demostrar el cobro mensual de alguna cantidad económica.

Negociar con el banco

Una de las últimas opciones consistiría en negociar con el banco la salida al extranjero, principalmente el cambio de moneda y la utilización de distintos servicios de la forma más cómoda y económica para evitar pagar las comisiones bancarias sin quedarte tirado en un destino que no conoces. Si el banco se niega a negociar, siempre está la posibilidad de cambiar de entidad y en cualquier caso, la fidelidad se suele premiar de alguna manera. Pero para asegurarse una estancia cómoda y sin contratiempos y además evitar pagar las comisiones bancarias en el extranjero, lo mejor es buscar una entidad fiable que tenga todas las opciones.