Cómo exigir la prevención de riesgos laborales

La ley de prevención de riesgos laborales obliga a las empresas a crear un plan de protección de la salud e integridad de los trabajadores, contando asimismo con su cooperación.

La participación y colaboración entre empresarios y trabajadores es vital para la prevención de riesgos laborales. La política de prevención debe centrarse en la programación, planificación y control del ámbito laboral para evitar accidentes y mejorar las condiciones laborales y sanitarias de los trabajadores en el lugar de trabajo.

Deberes y responsabilidades de los empresarios

  • Los empresarios están obligados por ley a implementar un sistema de prevención de riesgos laborales. Debe contratar técnicos especialistas para evaluar las medidas a implementar en la empresa, dependiendo del sector al que se dedique, ya que existen leyes específicas para empresas de construcción, limpieza o producción y alteración de materias primas. Estas áreas económicas tienen riesgos inherentes y particulares que deben tenerse en cuenta. Tras concretar el plan debe aplicar las medidas necesarias para garantizar la seguridad y salubridad de cada puesto de trabajo.
  • El empresario es responsable de las condiciones laborales, por lo tanto debe cumplir con cada precepto de las leyes, tipificadas en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Esta contempla varias vías de penalización al empresario en caso de incumplirlas. La vía administrativa se ocupa de los casos como la suciedad de las instalaciones, la no implantación de un plan de prevención de riesgos laborales, la desprotección de trabajadores sensibles (embarazadas, discapacitados). En el ámbito penal se valoran las infracciones peligrosas de la ley con consecuencias lesivas, homicidio por imprudencia y extensión de autoría entre otros.

Derechos y deberes de los trabajadores

  • Los trabajadores deben, por su parte, cumplir las medidas de prevención, cooperando en el plan de prevención de riesgos laborales creado en su empresa. Están obligados a hacer un uso correcto de las medidas y equipos de protección, el uso responsable de la maquinaria y de las herramientas.
  • Si una empresa no ha implementado aún un plan de prevención de riesgos laborales o infringe la ley puede ser denunciada por los trabajadores. Estos pueden emitir una queja conjuntamente, firmada por la mayoría de los trabajadores, o a través de sus representantes sindicales o comité de empresa, dependiendo del tipo de empresa (pequeña y mediana empresa o grandes multinacionales).
  • La empresa no sólo no puede negarse a implementar las medidas de prevención de riesgos laborales, sino que está obligada por ley. En caso de negarse ante las peticiones de los trabajadores, de los representantes sindicales de la empresa o de los inspectores de trabajo, la empresa tendrá que pagar las multas correspondientes. 
  • En caso de no implementar ningún plan obligatorio de protección laboral el ministerio de economía y hacienda podría retirar los permisos y cerrar la empresa.