Cómo fabricar tu propia bolsa de cartón con asas

Para reutilizar las múltiples cajas y bolsas que almacenamos en el armario, una buena opción puede ser la creación de una bolsa de cartón totalmente personalizada y muy ecológica.

Hacer una bolsa de cartón es fácil, podemos hacerlas del tamaño que necesitemos y con el papel o cartón que nos guste. Podemos utilizar la bolsa de cartón que para envolver regalos personalizados, caramelos o para reciclar papel de envolver, son muy prácticas y siempre podemos darlas un toque personal.

Materiales necesarios
Para elaborar una bolsa de cartón personalizada es necesario contar con papel, tijeras, pegamento, una regla, un rectángulo de cartón para la base de la bolsa de papel, unas asas de cartón o e cualquier otro material, una taladradora de papel para los agujeros de las asas y dos cordones.

Procedimiento

  • En primer lugar puedes elegir cualquier tipo de papel decorado o simplemente un papel marrón tipo papel de estraza. Puedes utilizar un rectángulo de las dimensiones que prefieras para obtener una bolsa más o menos ancha, alta o grande. Para obtener una bolsa mediana bastaría con partir de un trozo de papel de 40 por 20 centímetros.
  • Doblamos el papel a lo largo del rectángulo hacia la mitad dejando uno o dos centímetros para hacer un doblez. Utilizaremos este doblez para después pegar con cinta adhesiva o pegamento. el resultado será una especie de cilindro aplastado abierto por arriba y por abajo.
  • Ahora tenemos que marcar a los dos lados unos dobleces que son los que le darán el volumen necesario a nuestra bolsa de cartón. Para señalar la línea del doblez mediremos entre uno o dos centímetros (según lo ancha que queramos que sea la bolsa) desde los bordes derecho e izquierdo hacia el centro. Doblamos el lado derecho hasta el punto y lo marcamos bien con una regla para que quede definida la línea de doblez y lo mismo con el izquierdo. Desdoblamos y metemos los laterales desde la mitad hacia dentro del cilindro. Si ponemos de pie el papel a cada lado deberíamos tener la forma de una letra M tumbada.

Consejos para el acabado final

  • Para reforzar la base de la bolsa de cartón empezaremos poniendo sobre una superficie el rectángulo que tenemos, dejando la parte de los dobleces a la derecha e izquierda. Doblamos el borde de abajo hacia arriba. Como queremos cerrar nuestra futura bolsa de papel por abajo abriremos este mini rectángulo. Plegamos los triángulos de derecha e izquierda que corresponden a los dobleces de las M hacia el centro y la parte de arriba y abajo las pegaremos con cinta adhesiva. Ya tenemos la base. Es conveniente recortar un trozo de cartón algo más duro de las dimensiones de la base y meterlo dentro de la bolsa de cartón para darle resistencia.
  • Para las asas es preciso reforzar con un poco de cartón la parte de arriba antes de taladrar y poner los cordones para que no se raje la bolsa. Con la bolsa de pie, apoyada sobre la base que acabamos de preparar, doblamos todo el borde de arriba entre dos y tres centímetros. Este doblez nos servirá para esconder unas tiras de cartón en los lados largos de nuestra bolsa.
  • Las M de los lados van sin cartón para que se doblen con facilidad. Usaremos pegamento o cinta adhesiva para sellar el cartón. En cada uno de los lados que hemos reforzado con cartón haremos dos agujeros para pasar los cordones que hayamos elegido. Cada uno de los cordones va en uno de los lados, dejándolos de un largo prudente para que sea cómoda de llevar la bolsa. Cortamos los extremos dejando los nudos por dentro.