Cómo fortalecer las muñecas: ejercicios para músculos y articulaciones

Las muñecas son articulaciones que están sometidas a constantes esfuerzos, por lo que es impotantísimo asegurarse de fortalecer las muñecas para evitar posibles lesiones al realizar actividades cotidianas .

En nuestro día a día utilizamos de forma constante las muñecas, estas articulaciones del antebrazo entran en movimiento prácticamente en cada uno de los movimientos que realizamos. Pero si no las cuidamos podemos notar dolores o perder fuerza, por lo que para prevenir lesiones debemos fortalecer las muñecas con ejercicios diarios. 

Ejercicios básicos 
Existen en el mercado pelotas de goma de distinta dureza que nos van a ayudar a ejercitar los tendones y fortalecer muñeca. Únicamente tenemos que sujetarlas, cerrar la mano con fuerza, mantener unos pocos segundos y volver a abrir la mano. Relajar y repetir de nuevo 10 ó 15 veces (pueden realizarse las repeticiones que se crean convenientes en cada caso particular) en función de la resistencia que tengamos. Este sencillo ejercicio, repetido unas cuantas veces a lo largo del día nos proporcionará un aumento en la resistencia y la fuerza de la articulación, ayudándonos a prevenir dolores y cansancio prematuro. 

Debemos saber que la articulación de las muñecas está condicionada por los tendones del antebrazo, cualquier ejercicio que los haga trabajar nos va a servir para fortalecer muñeca. Por ejemplo sujetar pequeños pesos y realizar rotaciones con la muñeca, llevándola a todas las posiciones que nos permita la articulación girar en circulo.
Nunca debemos forzar, si notamos dolor o molestias es aconsejable parar y descansar, para prevenir lesiones.

Recuperación y disminución del dolor
En caso de lesión, ya sea tendinitis o recuperación de una fractura, hay distintos remedios a tener en cuenta. Uno de ellos consiste en sumergir la mano en agua caliente con sal gorda diluida, durante 3 minutos y seguidamente en agua fría durante un minuto. Repetir durante 20 minutos, tres veces al día. Con ello se recupera la movilidad, disminuye el dolor y nos ayuda en nuestra tarea de fortalecer las muñecas.

Otro remedio, orientado a la cura de la tendinitis y con unos resultados sorprendentes, consiste en utilizar hojas verdes de col, bien machacadas en un mortero y aplicadas en forma de cataplasma mediante un vendaje durante toda la noche. El tratamiento puede seguirse durante 8 ó 10 días hasta notar la mejoría. Hay que tener en cuenta que el líquido que desprende es casi imposible de lavar, por lo que se recomienda utilizar un trapo viejo para el vendaje y evitar que entre en contacto con prendas delicadas.