Cómo funciona la inseminación artificial

La Inseminación artificial es una técnica que consiste en depositar artificialmente los espermatozoides en la cavidad uterina, cuyo fin es incrementar las posibilidades de fertilidad.

El proceso de inseminación artificial consta de tres fases en las cuales se estimulará la ovulación para mejorar las condiciones de fecundación, a su vez se tratará el semen para obtener los espermatozoides más aptos y finalmente depositarlos de forma artificial en la cavidad uterina. Esta técnica es ideal para situaciones en las que se tiene problemas relacionados con la infertilidad.

Estimulación Ovárica

La primera fase de la inseminación artificial empieza por realizar un tratamiento a la paciente para estimular la ovulación, teniendo como base el ciclo menstrual y los periodos de ovulación. El tratamiento empezará por suministrar hormonas como las que se utilizan para regular el ciclo menstrual, con las que se buscará conseguir de uno a tres folículos desarrollados que son los encargados de contener al óvulo.

 

La paciente deberá acudir a las distintas revisiones para tener un seguimiento preciso de la estimulación y desarrollo de los folículos. Llegado el momento oportuno se aplicará una nueva hormona que inducirá a la ovulación, se debe tener en cuenta que como se podrá conseguir varios óvulos existe la posibilidad de que ocurran embarazos gemelares, siendo necesario discutir este tema entre la paciente y el grupo médico.

Capacitación Espermática

En esta segunda fase de la inseminación artificial se procesará el esperma de la pareja en un laboratorio en el cual se buscará maximizar su capacidad fertilizante a través de la técnica de de capacitación espermática. En este proceso se seleccionarán los espermatozoides más activos y aptos para la fertilización, en algunos casos también se pueden utilizar muestras de donantes anónimos.

La inseminación

En esta tercera y última fase de la inseminación artificial se llevará a la paciente a la sala de exploración, en la que se colocará en posición ginecológica y se le introducirá los espermatozoides en el fondo del útero. Se espera que en poco tiempo los espermatozoides alcancen las trompas de Falopio para entrar en contacto con los óvulos y realizarse la fecundación, este procedimiento no genera dolor y durará solo unos minutos.