Cómo generar el informe de la cuenta de pérdidas y ganancias

Gracias a los sistemas informáticos, y a diferencia de hace varias décadas, hoy en día se puede generar un estado de la cuenta de pérdidas y ganancias en forma inmediata.

Puesto que la cuenta de pérdidas y ganancias no sólo es un requisito legal, sino también un instrumento de planificación y control en una empresa, conocer sus detalles y saber cómo generar el respectivo informe resulta indispensable para sus administradores o para cualquiera que tenga responsabilidad en ella.

Qué son y para qué sirven

Los estados financieros, que toda empresa debe generar, son fundamentalmente dos: el balance general o estado de situación patrimonial, que refleja la situación de una sociedad en un momento determinado, incluyendo sus activos, pasivos y capital social; y la cuenta de pérdidas y ganancias, que indica que beneficio o qué déficit tuvo dicha compañía durante un lapso de tiempo.

 

 

En el caso de la cuenta de pérdidas y ganancias, incluye de un lado todos los ingresos, tanto ordinarios como extraordinarios, por ventas o por operaciones financieras; y los gastos, como pagos al personal, coste de las mercancías, depreciaciones de activos, entre otros. Si la diferencia entre ambas es positiva, habrá tenido beneficios o, caso contrario, una pérdida.

 

 

Es importante señalar que el informe de la cuenta de pérdidas y ganancias cubre un periodo determinado, normalmente el ejercicio fiscal, mientras que el balance es a un día determinado. Asimismo, dicho informe incluye las operaciones generadas, aunque físicamente no se hayan hecho efectivas. Esto la diferencia de un reporte de flujo de caja, por ejemplo.

 

Cómo generar un informe de ganancias

Antiguamente, generar el informe de la cuenta de pérdidas y ganancias podía ser una operación laboriosa y de mucho detalle, pues implicaba tomar todos los asientos correspondientes a ingresos y gastos, conciliarlos y luego incluirlos en el informe, de forma casi totalmente manual.

 

 

En la actualidad, la mayoría de las empresas han automatizado gran parte de sus sistemas de contabilidad, por lo que generar un informe de la cuenta de pérdidas y ganancias es cosa simplemente de apretar un botón en el ordenador, previa la selección de los parámetros deseados, fundamentalmente el periodo escogido, para generarlo.

 

 

Ello no obsta para que contadores externos puedan realizar una auditoría, tan detallada como se decida, sobre todos o algunos de los datos contenidos en el reporte, en cuyo caso deberán revisar los determinados asientos y compararlos con otros libros auxiliares de contabilidad que lleve la empresa.