Cómo hablar con la policía si desalojan tu fiesta

Ya sea por culpa de unos vecinos aguafiestas o por que realmente se desmadró la fiesta, hay que tratar siempre emplear un tono comprensivo y moderado al hablar con la policía.

Hacer una fiesta en casa puede traer algunos problemas cuando se realizan ruidos molestos que pueden incomodar a los vecinos. Si estos han decidido hacer una queja formal llamando a la policía y ellos lo creen necesario podrán desalojar la fiesta, pero para no llegar a mayores consecuencias hay que saber cómo dirigirse y hablar con la policía.

Buscar una solución

  • En primera instancia, si tocan el timbre y ya sabes o presumes que puede ser la policía, tienes que tener un discurso planeado, con fuertes argumentos para buscar una solución y que el último fin sea desalojar la fiesta.
  • Para este objetivo es muy importante que a la hora de hablar con la policía seas cauto y utilices un lenguaje apropiado que pueda darles a entender que no se esta cometiendo ningún exceso de los que se han planteado y que tu fiesta puede seguir adelante.
  • Siempre se ha de tener en cuenta que los agentes están ahí para media por la denuncia de un vecino por ruidos molestos o por alguna situación en particular que les puede haber molestado de tu fiesta. Por ese motivo, no debes encontrarte a la defensiva sino que plantearte todo el tiempo como amigable y comprensible.
  • Tu fin en ese momento es buscar una alternativa para no terminar la fiesta en tu casa y poder seguir adelante con las condiciones que la policía quiera proponer.

Si hay desalojo

  • Si finalmente no hay una solución intermedia y hay que desalojar la fiesta en tu casa, intenta hablar con la policía para que el desalojo sea lo más calmo y tranquilo posible. De esta manera tus invitados no se enfadarán y seguirán su fiesta en otro lugar o se irán a sus casas tranquilamente.
  • Si por el contrario tu actitud es defensiva y violenta, podría llegar a generarse una situación muy confusa y poco agradable para tus invitados y para la policía misma, quienes no durarán en utilizar su poder para llegar al objetivo de desalojar la fiesta. Siempre al hablar con la policía intenta ser amable así ellos lo serán con tus amigos y no habrá ningún problema que luego puedas lamentar.
  • Quizás, puedas utilizar alguna reclamación posterior que demuestre tu desacuerdo con el desalojo, pero eso será recién al siguiente día que podrás hacerlo. Seguramente los policías te darán esa alternativa si tu les remarcas tu no conformidad con el hecho. De todas maneras, lo fundamental es el respeto y la cordialidad que haya en toda la conversación ya que son la ley y pueden ejercer su poder cuando les sea necesario.