Cómo hacer buñuelos de viento caseros

Los buñuelos de viento son dulces consumidos en muchas regiones el día de Todos los Santos. Es un postre versátil, ya que puede estar relleno de cualquier tipo de crema.

La tradición en muchas regiones (tanto españolas como del sur de América) es cocinar buñuelos el día de Todos los Santos. Se pueden encontrar rellenos de crema, chocolate, nata y en general cualquier tipo de salsa con consistencia. Su elaboración no resulta costosa, por tanto es posible cocinarlos en casa con poco esfuerzo y bajo presupuesto.

 Ingredientes para hacer buñuelos de viento caseros

Los ingredientes que se necesitan para elaborar buñuelos son 200 gramos de harina, 5 huevos, medio litro de leche, 50 gramos de mantequilla, un poco de canela, 1 corteza de limón, 1 vaso de agua, aceite y sal. Una vez que se consigan todos estos elementos se pasará a realizar el dulce, teniendo en cuenta que el relleno puede ser de cualquier crema que escojamos.

Realizar buñuelos paso a paso

Para hacer buñuelos en casa se coge un bol, se vierte la leche junto con el agua, la corteza de limón y un poco de sal al gusto. Una vez se tenga esa mezcla se debe poner al fuego hasta llegar al punto de ebullición, ese momento será donde se añadirá la harina. Una vez todo mezclado se deberá dejar a fuego lento durante un rato, para que la mezcla ligue bien y la harina no genere demasiados grumos.

 

Los ingredientes seguirán en el fuego hasta que se aprecie cierta soltura en la mezcla (cuando ésta se separe de los bordes del cazo). Una vez se observe este estado deberán añadirse los huevos batidos y remover rápidamente durante por lo menos 5 minutos. Llegados a este punto, la masa ya estará hecha. Es el momento de formarlos con la ayuda de una cuchara, para posteriormente sumergirlos en aceite y freírlos.

 

Como se dijo anteriormente, este tipo de postre puede ser rellenado por un sinfín de ingredientes. Son muy conocidos los que se engordan con crema pastelera, aunque también resultan exquisitos aquellos que se realizan con nata (además esta última resulta más sencilla de elaborar en casa). También es posible comprar muse de chocolate, fresa, plátano o cualquier otra fruta para rellenar los buñuelos. Con cualquiera de ellos quedarán igual de sabrosos.