Cómo hacer carne ahumada uno mismo

Una receta de carne ahumada por nosotros mismos al más puro estilo campero, puede convertirse en un exótico plato si va aderezada con salsa de coco.

Elaborar carne ahumada uno mismo es la manera más ventajosa para que la carne se conserve durante más tiempo. El secreto de su elaboración está en la producción de humo y la clase de madera quemada. Dependiendo de la utilización correcta de estos elementos, conseguiremos el éxito para su elaboración.

Pasos a seguir para su elaboración

  1. Lo primero que debemos hacer para la elaboración de la carne ahumada es preparar un cerco alrededor de una fogata rodeada de piedras. Pondremos dos varillas fuertes de madera unidas a modo de tienda de campaña tipo india clavándolas fuertemente al suelo. Sobre las varillas, podemos poner dos ponchos unidos, chubasqueros, una colcha grande o un paracaídas. Sujetaremos bien la tela a las varillas y al suelo.
  2. Es importante usar madera que no sea resinosa ya que puede estropearnos la carne y darle un olor muy desagradable Para la producción de humo pondremos sobre las ascuas de la fogata los tablones de madera. Éstos deben estar algo verdes, y si están muy secos, debemos mojarlos ligeramente con agua. Cuando tengamos la fogata lista, cortaremos la carne en rodajas de unos 6 a 8 centímetros de grosor y la colgaremos del armazón que hemos creado con ayuda de unos ganchos o perchas metálicas. Es recomendable que ningún trozo de carne se toque entre sí.
  3. Mantendremos la carne con el humo constante durante, al menos, 8 horas. Así la carne ahumada nos durará aproximadamente una semana. Si mantenemos más tiempo la carne en el humo, como por ejemplo unos dos días, conseguiremos mantener la carne de dos a cuatro semanas.

Costilla ahumada con leche de coco: una receta exótica

  1. Cuando tengamos la carne ahumada podemos cocinarla como queramos o comerla tal cual está. Para sorprender a nuestros invitados podemos cocinar costillas ahumadas con leche de coco. Para ello necesitaremos medio kilo de costillas ahumadas de cerdo, un vaso de leche de coco, un plátano verde, cuatro patatas, caldo de carne, sal, tomillo, orégano, pimiento verde, cebolla y agua.
  2. En una olla introduciremos las costillas limpias junto con las patatas cortadas por la mitad, el plátano, un vaso de agua y el caldo de carne. Dejaremos cocinar de 15 a 20 minutos. A continuación picaremos la cebolla y el pimiento y lo rehogaremos todo en una sartén con un poco de aceite. A esto le añadiremos una pizca de orégano y tomillo.
  3. Cuando tengamos la carne blanda, añadiremos el sofrito y lo dejaremos hervir todo junto otros 5 minutos más. Por último, añadiremos el vaso de leche de coco y lo removeremos de nuevo todo junto. Es recomendable dar un último hervor con la leche de coco para que la carne tome todos los sabores y aromas.