Cómo hacer crema de orujo casera

La crema de orujo es una bebida dulce excelente para servir después de comer, junto con un poco de hielo. También resulta ideal para mezclar con café.

La crema de orujo es una bebida de aproximadamente 15 grados. Este brebaje dulce y espeso resulta una excelente opción para amenizar las sobremesas. Es posible encontrarlo en licorerías o supermercados, no obstante también existe la posibilidad de hacerla de forma casera, con pocos ingredientes y tiempo.

Ingredientes necesarios

Los ingredientes que se necesitarán para realizar este licor serán una botella de orujo, un bote de leche condensada, dos cucharadas generosas de café, una cucharadita de cacao en polvo. Una vez se tengan los ingredientes ya se está preparado para realizar la receta en perfectas condiciones.

 

Es cierto que esta receta varía dependiendo de la zona geográfica, hay quien le añade huevo, flan de huevo y otros ingredientes. No obstante, esta variante resulta sencilla y contiene ingredientes bastante comunes.

Crema de orujo paso a paso

En primer lugar se deberá mezclar la botella de orujo con la leche condensada. Se deberá poner la misma cantidad de ambos ingredientes, así que para ellos se toma un bol (a poder ser de gran tamaño para preparar más cantidad) y se mezcla. Si es necesario echar dos botes de leche condensada para igualar la mezcla, se hace.

 

A continuación, y una vez esté bien ligada la mezcla, se añadirá el resto de los ingredientes. Es decir, las dos cucharadas de café y el cacao en polvo (dependiendo de los gustos del consumidor será posible añadir más o menos cantidad de estos dos ingredientes). Una vez terminado con este paso se introduce la crema en la nevera y se deja reposar durante varias horas.

 

Esta crema es ideal para mezclarla con el café, es similar a la leche condensada (ya que es uno de sus ingredientes) pero con alcohol. También se puede utilizar para hacer flanes, cuando se esté realizando la mezcla con el huevo se le puede añadir un poco y el resultado será delicioso.

 

La crema también se puede utilizar para acompañar cualquier tipo de postre. En una fuente de frutas variadas se rocía un poco de la mezcla y se obtiene una macedonia a la crema de orujo. Por último, quizá la forma tradicional sea una de las mejores opciones, un vaso un hielo y a disfrutar.