Cómo hacer el mejor pollo asado: consejos infalibles

Una de las comidas más famosas y deliciosas en varios países es el pollo asado, un plato típico, sencillo e ideal para preparar en cualquier ocasión, evento o reunión.

El pollo asado es una receta muy fácil que permite obtener una carne muy tierna y jugosa que a su vez esta envuelta por una piel condimentada que le da un sabor único. Lo más importante es elegir un pollo grande, fresco y sin congelar, ya que la carne debe estar a temperatura ambiente a la hora de ponerla a preparar, esto permitirá que se cocine completamente en un periodo de tiempo más corto. Se recomienda antes de ponerlo al fuego untarlo con aceita o mantequilla para que la piel no se queme.

Pasos para la cocción

  • Como primera medida hay que salar muy bien el pollo, es importante resaltar que se puede hacer en una rejilla al horno o directamente sobre una parrilla, luego se condimenta con diferentes especias como provenzal, albahaca, orégano, cebolla y ajo. A continuación, se procede a colocar el pollo a fuego medio para que así la carne puede cocinarse completamente sin llegar a secarse y perder todo su jugo.
  • Es importante darle vuelta al pollo asado periódicamente y pincharlo con un tenedor o cuchillo hasta tocar el hueso para ayudarlo a cocinar más rápidamente y de paso poder saber cuando la carne ya esté lista. En este punto, si el jugo que sale es rojizo es porque aún le falta cocción al pollo, si, por el contrario, el jugo no tiene ninguna coloración es que la carne ya se encuentra en el punto para ser sacada del fuego y puede servirse para comer.

Recomendaciones adicionales

  • Es muy importante estar atento a la cocción de la carne para no dejar que se seque. Para esto se debe verificar que el pollo asado esté constantemente con jugo, así que cuando se note que sale poco líquido es hora de sacarlo del fuego. Se ha comprobado que un pollo pequeño de un kilo y medio tiene una demora de sesenta minutos en su cocción, mientras que uno grande de dos kilos o más se estima puede llegar a estar listo en dos horas.
  • Se aconseja al momento de condimentar agregarle pimienta y unas ramas de tomillo para darle un toque un poco picante, también al untarle el aceite es preferible que este sea de oliva y en el momento de servir se puede rociar con abundante zumo de limón. El acompañamiento ideal para el pollo asado son unas papas fritas y ensalada.