Cómo hacer etiquetas en word para clasificar objetos

Una herramienta que ofrece el procesador de textos es hacer etiquetas en word para imprimirlas, que se pueden utilizar para clasificar cualquier objeto en el que se necesite añadir una anotación.

Una de las formas más fáciles y rápidas de hacer etiquetas en word es mediante la utilización de tablas de texto. A través de este método se puede configurar fácilmente la distribución y colocación del texto en el folio en forma de columna o cuadro, facilitando de esta forma la impresión del trabajo en etiquetas pequeñas y manejables.

Hacer etiquetas en word mediante tablas
La primera forma de hacer etiquetas en word es creando una tabla en color. Para ello, el primer paso es entrar en el apartado “Tabla”, en el menú principal. Una vez ahí, se debe seleccionar el apartado “Autoformato de tabla”. Se abrirá automáticamente un menú en el que aparecerán distintos diseños de tabla ordenados por colores y tipos. Para elegir el que queremos aplicar a nuestra tabla solo hay que seleccionarlo con el ratón y hacer clic en “Aplicar”.

 

Una vez configuradas las filas, columnas y el texto que se desea que aparezca en la tabla, solo queda adecuarlo al tamaño del folio e ir introduciendo las distintas variaciones de nombre y descripción, como por ejemplo los distintos días de la semana. Por último, si se desea que no se vean las líneas de la tabla de manera que solo se imprima el texto en el formato configurado, hay que acceder a “Tabla”, “Propiedades de tabla” y, en opciones de bordes, seleccionar el color blanco para que quede del mismo color que el fondo y no se vea al imprimirlo.

Hacer etiquetas en word y trasladarlas al papel
Una vez que se sabe hacer etiquetas en word queda elegir la mejor forma de trasladarlas al papel, según el tipo de objeto en el que se vayan a colocar las etiquetas. Una forma muy cómoda y económica es imprimir las tarjetas en nuestra impresora, recortarlas y pegarlas. Para hacerlo más llamativo, se pueden utilizar cartulinas o folios de colores.

 

En el caso de que se necesite un acabado más elegante y resistente para hacer etiquetas en word, se puede llevar el diseño de la etiqueta a una papelería o copistería utilizando un pendrive o CD. La principal ventaja de esta forma es que si no se poseen muchos conocimientos técnicos, allí mismo pueden corregir los errores de diseño o imprenta que puedan presentarse.

 

Por último, queda añadir que si las etiquetas van a ser colocadas en tarros con productos químicos, especias de cocina, recetas de alimentos, juguetes para niños o cualquier tipo de recipiente que vaya a ser muy utilizado y que pueda mancharse, es muy recomendable encargar en la misma papelería donde se realice la impresión que también plastifiquen las etiquetas.