Cómo hacer galletas de chocolate para celíacos

Estas galletas de chocolate sin gluten se elaboran con ingredientes que podemos encontrar en cualquier cocina e incluso podemos convertirlas en unas auténticas “cookies” al más puro estilo americano.

Afortunadamente, cada vez son más los alimentos sin gluten que encontramos en el mercado. Gracias a eso podemos elaborar estas deliciosas galletas de chocolate aptas para celíacos a las que nadie podrá resistirse y que pueden combinarse con mermelada o servirse acompañadas de helado.

Ingredientes y preparación de la masa

Para la masa de estas galletas de chocolate necesitaremos un cuarto de mantequilla, un cuarto de harina sin gluten, cien gramos de azúcar moreno, una cucharadita de levadura en polvo, una cucharadita de esencia de vainilla y cincuenta gramos de cacao en polvo.

 

En primer lugar deshacemos la mantequilla hasta dejarla líquida. Después la mezclamos en un bol junto con la vainilla, la levadura, el azúcar y el cacao en polvo. Mezclamos con un batidor de varillas hasta obtener una masa compacta y sin grumos. Podemos utilizar un batidor de varillas manual sin ningún problema y pasar la mezcla por un colador en caso de que queden grumos.

 

A continuación, agregamos la harina sin gluten poco a poco y en forma de lluvia. Mezclamos bien y amasamos con las manos hasta obtener una masa consistente y algo húmeda. Si queda demasiado seca podemos añadir dos cucharadas soperas de leche o de agua tibia. Tapamos con film transparente y dejamos reposar media hora.

Elaboración de las galletas de chocolate

Espolvoreamos un poco de harina sobre la masa y la extendemos con un rodillo hasta obtener un grosor de unos dos centímetros. Si no disponemos de un molde especial, podemos usar un vaso redondo para darle forma a nuestras galletas de chocolate. Presionamos con fuerza sobre la masa extendida y colocamos las galletas sobre una fuente de horno untada con mantequilla. Hornee a temperatura media durante veinte minutos.

 

Esta misma receta de galletas de chocolate puede servir para elaborar las famosas "cookies" al estilo americano. Para ello, pasamos un cuarto de chocolate sin gluten por la picadora, y lo añadimos a la masa antes de mezclarla. Otra divertida forma de presentación puede ser adornándolas con una nubecita de mermelada de naranja apta para celíacos.