Cómo hacer maquillajes caseros

Realzar la belleza natural del rostro no tiene por qué ser sinónimo de costosos tratamientos, crear uno mismo maquillajes caseros es tan sencillo como seguir la más simple de las recetas de cocina.

Las ventajas de elaborar nuestros propios maquillajes caseros es que evitaremos exponer nuestra piel a productos químicos innecesarios, con lo que conseguiremos un cutis suave y firme sea cual sea su edad. Para ello sería recomendable preparar previamente la piel limpiándola a fondo antes de aplicar los maquillajes caseros. 

Preparación de la piel

  • Antes de aplicar maquillajes caseros, o cualquier cosmético, se aconseja realizar una limpieza a fondo de la piel. Para ello utilizaremos también algunos productos naturales que nos irán muy bien para dejar nuestro cutis inmaculado. Comenzaremos aplicándonos un algodón empapado en leche por todo el rostro y el cuello.
  • Una vez que la piel esté limpia, debemos tonificarla. Para ello utilizaremos un poco de perejil o manzanilla hervida en agua. Empapamos unos algodones con la mezcla y nos lo extenderemos por toda la cara, dándonos pequeños golpes para activar la circulación.
  • Por último, tenemos que hidratar nuestra piel, para lo que cortaremos un tronco de aloe vera --quien tenga una planta de aloe en casa-, lo pelaremos y masajearemos el rostro y el cuello con la pulpa de la planta. Si no disponemos del tronco de aloe, podemos utilizar cualquier otra crema que tenga como base este producto, ya que esta esencia es muy efectiva en cualquiera de sus formatos.

Confeccionar nuestro propio maquillaje

  • Una vez tengamos limpio nuestro cutis, elaboraremos nuestros propios maquillajes caseros. Por ejemplo, para realizar un colorete cremoso, diluiremos en agua caliente medio bote de polvos de talco hipoalergénicos sin aromas y le añadiremos unas gotas de colorante vegetal del color deseado. Cuando la mezcla esté fría, la introduciremos en un frasco hermético y estará listo para aplicar.

Rímel casero

  • También podemos realizar nuestro propio rímel, sólo necesitaremos una barra de regaliz negro y un poco de agua. Mojaremos la punta del regaliz en el agua y la cepillaremos con el peine de algún rímel que tengamos en casa ya terminado. Para confeccionar nuestro propio lápiz para cejas o delineador, usaremos 50 gramos de parafina, vaselina y lanolina, las derretiremos a fuego muy lento y mezclaremos todo con unas gotas de metilparabeno. No debemos olvidar añadir unas gotas de colorante hasta conseguir el tono deseado.
  • Por último, uno de los mejores maquillajes caseros estrella es la barra de labios, para elaborarla solo necesitaremos unas gotas de aceite de almendras, medio tarro de cera de abejas y medio vaso de zumo de remolacha. Pondremos la cera al baño maría hasta que esté derretida. Añadiremos el aceite y el zumo de remolacha removiéndolo bien, dejando enfriar la mezcla en la nevera hasta que se solidifique, entonces ya estará lista para aplicar.