Cómo hacer nachos con queso para una noche mejicana

Hacer unos nachos con queso fundido para chuparse los dedos es rápido y sencillo, además de ser un plato indispensable de la cocina mejicana.

Los nachos son trozos de tortilla cortados en forma triangular que se fríen, consiguiendo una textura crujiente. En el mercado podemos encontrar distintos tipos para hacer nachos con queso: los naturales, que van fritos sin más condimentación que los ingredientes de la propia tortilla; y con sabor a queso o Tex-Mex. Los utilizados para la cocina mejicana son los primeros, los que no tienen sabor añadido.

 

Nachos para mojar con salsas
Se sirven en una fuente y junto a ellos se colocan pequeños cuencos con distintas salsas mejicanas para mojar los nachos. En el mercado existe una gran variedad de ellas, ya preparadas, que facilitan el trabajo, pudiendo dedicar ese tiempo a la elaboración de tacos, frijoles y fajitas. Aunque para los que prefieren los platos de auténtica elaboración casera y tienen buena mano en la cocina, pueden encontrar diferentes recetas de salsas para hacer nachos con queso.

Los nachos suelen ir acompañados de salsas picantes a base de tomates, chiles, pimiento, entre otros ingredientes. También se pueden aderezar con otras más suaves como guacamole o salsa de queso. Para hacer nachos con queso, la salsa debe servirse caliente, a diferencia de las de guacamole o chile, que se sirven en frío.

Cubiertos de queso fundido
Si lo que prefieres es hacer nachos con queso fundido, puedes extenderlos en una bandeja para el horno y mezclarlos con queso cheddar rallado (o una mezcla de distintos quesos). O incluso puede fundirse el queso al l microondas. Es más rápido que el horno y en lo que tardan tus comensales en tomar asiento, los tienes listos. Puedes espolvorear orégano antes de meterlos a calentar consiguiendo un toque muy agradable.

En algunos restaurantes especializados en comida de temática variada, se sirven los nachos formando una quesadilla, dando un toque adicional aún más original a tu noche mejicana .Recuerda que esta forma de preparar nachos resulta más fácil si los éstos tienen forma circular u ovalada.