Cómo hacer nudos chinos paso a paso

El acabado de algunos trabajos manuales puede resultar espectacular si se saben hacer nudos chinos que, por su belleza y complejidad, destacan por ellos mismos.

Hacer nudos chinos es todo un arte que, para el Budismo Tibetano, simboliza la sabiduría infinita de Buda. Se requiere mucha paciencia y atención, pero los resultados merecen la pena. Hacer nudos chinos es una tarea que, a veces, resulta compleja. Lo mejor para iniciarse en este maravilloso mundo es practicar paso a paso con un nudo básico.

Material necesario para hacer nudos chinos

El único material necesario para hacer nudos chinos es un cordón. En los nudos más complejos se pueden llegar a utilizar dos o más cordones que pueden ser del mismo o distinto color, dependiendo del resultado final que se quiera conseguir. El cordón para hacer nudos chinos puede ser de diversos materiales: algodón, seda, hilo de macramé...

 

Lo más importante es calcular la longitud del cordón, porque si es demasiado corto no se podrá terminar el trabajo. Antes de empezar a hacer nudos chinos es necesario sellar bien los extremos del cordón para evitar que se deshagan al manipularlos: bastará con echar un poco de cola blanca o envolver los extremos con cinta adhesiva.

Cómo hacer nudos chinos de botón

El cordón se coloca extendido en horizontal sobre una superficie plana. Se trabaja siempre de derecha a izquierda, moviendo sólo el extremo derecho del cordón. El primer paso consiste en dar una vuelta al cordón para formar un bucle. A continuación se da una segunda vuelta con el cordón, teniendo en cuenta que todos los bucles que se formen deben ser del mismo tamaño y que cada uno debe quedar colocado encima del anterior y un poco desplazado hacia la derecha. Cogiendo siempre el extremo derecho del cordón, se realiza un tercer bucle que hay que entrelazar con los otros pasando el cabo a través de la intersección que forman los dos primeros bucles.

 

Antes de hacer el último bucle hay que fijarse bien en el trabajo que ya está hecho: se deben ver seis cabos, que son los que forman los tres bucles entrelazados. Para hacer el cuarto bucle, se pasa de nuevo el extremo derecho del cordón de la siguiente manera (siempre de derecha a izquierda): por encima del primer cabo, luego por debajo de los dos cabos siguientes y, finalmente, por encima de los cabos cuarto y quinto. Ya hay cuatro bucles unidos entre sí y sólo queda cerrar el nudo. Para ello, se debe tirar suavemente de los dos extremos del cordón para igualar los bucles y que el nudo quede bien apretado.