Cómo hacer originales cabezales para el cuarto de los niños

Ideas para hacer cabezales infantiles originales, con distintos materiales y formas, teniendo en cuenta la edad, el gusto de los niños y el sentido práctico.

Los cabezales son una pieza importante en las habitaciones infantiles, y los hay de todas las formas, materiales y modelos. Sin olvidar que la habitación de los niños requiere mobiliario sencillo, que se pueda adaptar a las distintas etapas de su vida, se pueden hacer muy originales.

Cabezales fáciles de elaborar

Formar un panel de fotos de sus amigos sobre un corcho resulta rápido y sencillo. Ideal para los pequeños, pues los jóvenes prefieren elegirlas ellos mismos. Para que quede más atractivo, colocar fotos nuevas y renovarlas periódicamente. El vinilo es un material muy actual, que está en auge, por sus muchas ventajas: variedad de formas y colores (animales, nombres, paisajes, ciudades) y facilidad para colocarlo.

 

Aunque los cuadros puedan resultar clásicos, combinándolos de distintos temas, formas y colores quedan originales. Asimismo, las figuras de escayola con sus dibujos preferidos, incluso las pueden pintar ellos mismos.

Cabezales más elaborados

Los cabezales de madera siempre serán actuales y, sobre todo, resistentes. Los hay con formas divertidas: castillos, cielos, trenes, árboles. Hay empresas de muebles que los fabrican según pedido. Para sacarle partido al cabezal, la forma de casita con estanterías proporciona espacios para colocar sus juguetes y otros objetos.

 

El tapizado es una opción interesante para los pequeños, ya que evita muchos chichones. Los más prácticos son los cabeceros tapizados en material plastificado, de fácil limpieza. En las tiendas de muebles se encuentran modelos infantiles preciosos, con forma de flor, tablero y muchos más.

Un reloj y mesillas

Hay niños a los que les cuesta ser puntuales; últimamente, se ha puesto de moda decorar la pared con un gran reloj, que les facilita saber en qué hora están. La maquinaria se puede adquirir en unos grandes almacenes, y los números, de material adhesivo.

 

Las mesillas son muy útiles para guardar sus juguetes y otros objetos de uso diario. Las camas nido no dan posibilidad de poner cabezales, pero sí cajoncitos para todo tipo de utilidades.