Cómo hacer originales pulseras de plástico

Hacer pulseras de plástico es una manualidad muy amena con la que, sin gastar una fortuna, conseguirás lucir una bisutería exclusiva y diferente para cada día de la semana.

Una de las maneras más económicas de disponer de todo tipo de bisutería con la que poder combinar las diferentes prendas de tu armario consiste en confeccionar artesanalmente tus propios complementos. Además de ser una manualidad muy divertida y creativa, es una actividad con la que mejorarás tu concentración y paciencia, y, aunque empezarás con creaciones sencillas, como por ejemplo hacer pulseras de plástico, pronto irás aprendiendo a realizar diseños de todo tipo.

Confeccionar pulseras dobles

  • Para hacer pulseras de plástico necesitaremos mostacillas, que son un tipo de cuentas de plástico de diferentes tamaños y colores, un carrete de hilo de nylon negro, abalorios de plástico más grandes que las mostacillas, imperdibles, una aguja y unas tijeras.
  • El primer paso para hacer pulseras de plástico dobles consiste en medir el contorno de nuestra muñeca para tener una noción de la longitud del hilo con el que vamos a trabajar. Entonces, cortaremos dos hilos de nylon de unos seis centímetros más largos de la medida anotada.
  • Seguidamente, uniremos los dos hilos por un extremo mediante un nudo firme, dejando un trocito de hilo al margen que servirá para enlazar los dos extremos de la pulsera cuando esté acabada. A continuación, elegiremos mostacillas de igual tamaño pero de dos colores diferentes, y abalorios más grandes que lleven los dos colores elegidos o que sean de un color que combine con las tonalidades de las mostacillas.
  • El siguiente paso consiste en ensartar, con la ayuda de la aguja, seis mostacillas pequeñas en cada hilo, intercalando sus colores, y, luego, atravesar ambos hilos con el abalorio más grande. Repetiremos esta operación hasta conseguir una pulsera con la longitud deseada. Finalmente, uniremos los dos extremos finales con un nudo, y lo ligaremos al extremo inicial.

Confeccionar un brazalete

  • Con un poco de imaginación, también se pueden hacer pulseras de plástico más grandes, a modo de brazaletes. Para elaborarlos, debemos elegir mostacillas pequeñas de dos colores y abalorios más grandes de un color que no desentone.
  • Para empezar, insertaremos en la varilla móvil de cada imperdible todas las mostacillas que quepan, intercalando sus colores, y los cerraremos. Luego, cortaremos dos hilos de nylon de unos seis centímetros más largos de la longitud de nuestra muñeca y los uniremos por un extremo mediante un nudo, dejando un poco de hilo al margen.
  • A continuación, ensartaremos un abalorio grande en cada hilo y atravesaremos con un imperdible ambos hilos. Repetiremos este proceso hasta acabar la pulsera, teniendo en cuenta que se debe ir alternando la colocación de los imperdibles, primero uno hacia arriba y luego otro hacia abajo. Para finalizar, anudaremos los dos extremos y los uniremos al extremo inicial.