Cómo hacer patatas asadas: consejos profesionales

Las patatas asadas son un gran acierto a la hora de realizar cualquier guarnición, no obstante existen muchas formas de hacerlas dependiendo del gusto de cada uno.

Las patatas fueron introducidas en Europa a raíz de su descubrimiento en América, como tantas otras especies. Aunque al principio no se postulaba como un alimento recurrente, en sus primeros años en el viejo continente sólo servía de decoración, actualmente es uno de los ingredientes fundamentales de cualquier gastronomía europea. Existen infinidad de recetas aptas para preparar patatas asadas y miles de trucos.

Patatas asadas en microondas

Esta es una solución muy práctica para cuando se quiere realizar este plato y se cuenta con poco tiempo. Los ingredientes necesarios para elaborar esta receta son 4 patatas medianas, aceite de oliva, ajo molido, pimienta, orégano y sal.

 

Se parten las patatas por la mitad, y con un cuchillo se van realizando pequeños cortes por toda la superficie de las patatas. Estos cortes deben ser profundos pero sin llegar al final de la misma, de esa forma las patatas se podrán hacer más rápidamente.

 

Una vez se tengan las patatas debidamente preparadas se procederá a rociarlas con un poco de aceite, sal, y el resto de los ingredientes. Acto seguido se meterán en el microondas y se pondrá a la máxima potencia durante cinco minutos. Una vez pase ese tiempo las patatas estarán listas para servir.

Patatas al horno

Quizá sea la forma más sencilla de realizar las patatas asadas, no obstante se necesita más tiempo que en la anterior receta. Los ingredientes serán los mismos (si hay más comensales se incrementa el número de patatas y ya está).

 

Esta vez no se pelarán las patatas, y es que al cocinarlas de esta forma es mucho mejor que tengan su piel para que no se desmonten. No obstante, se lavarán y se sazonarán con sal y pimienta. Acto seguido se envolverán con papel de aluminio, de forma que queden totalmente tapadas.

 

Una vez se tengan los paquetes de patata y aluminio hechos, se introducirán en el horno. Si las patatas son pequeñas con media hora será suficiente para que estén completamente hechas. Dependiendo del tamaño se necesitará más o menos tiempo, así que siempre es preferible escoger las más pequeñas.

 

Una vez pasado el tiempo ya estarán completamente horneadas, es momento de servir las patatas asadas, las cuales se pueden sacar perfectamente con su envoltorio o por el contrario desenvolverlas y ponerlas en un plato con una correcta presentación.