Cómo hacer preztles caseros

Hacer preztles puede resultar un verdadero acierto a la hora de realizar un evento en casa. Un pastel casero con una larga tradición y exiquisito sabor.

El pretzel es una galleta o bocadillo, normalmente salado (aunque también se puede hacer dulce) y horneado con una forma de lazo. Encuentra sus orígenes en América del Norte y Australia, aunque su difusión ha hecho que actualmente se pueda degustar en cualquier parte del mundo. No resulta complejo hacer preztles y además supone un complemento muy socorrido para las comidas.

Ingredientes

Al ser bastante amplia la zona donde esta pasta se consumía en sus origenes, lo cierto es que existen diversas recetas para su preparación. Quizá esta sea una de las más comunes, en la que se utilizará como ingredientes 400 gramos de harina, medio vaso de leche entera, 2 cucharadas de agua, una cucharada de aceite, 2 cucharadas de azúcar, una cucharadita de sal fina, una cucharadita de levadura.

 

En lo referente a la decoración, es posible hacerla salada o dulce. Normalmente son salados y suelen ir acompañados por variedad de semillas que se colocan encima de la pasta, sésamo, amapola e incluso granos de sal. Otras veces se opta por cubrirlos de queso y meterlos así al horno. Sea como sea, esta parte es más personal, dependiendo del gusto de cada comensal.

Preztles paso a paso

Para hacer preztles caseros hay que seguir una serie de pasos. Se juntan todos los ingredientes en un bol y se elabora una masa de pan. Posteriormente se deberá dejar fermentar en un cuenco aceitado, cubierto por un plástico aproximadamente 40 minutos. Tras esta fermentación se pone la masa encima de una mesa enharinada, se amasa durante un tiempo y ya se empieza a dividir en pequeñas piezas para hacer los pretzels.

 

Después será el momento de dar forma a esas pequeñas piezas. Será cuestión de alargar la masa y para posteriormente entrelazarla. Es el momento de encender el horno y dejarlos durante 5 minutos a unos 240º C. Una vez pasado ese tiempo se sacarán los pretzels y se cocerán en agua durante 3 minutos a fuego lento. Finalmente se volverán a hornear durante 25 minutos más a una temperatura inferior de 180º C. Para terminar de hacer preztles caseros sólo faltará la decoración, que como ya se ha comentado anteriormente puede ser salada o dulce, esta pasta queda bien con ambas dos.