Cómo hacer rosario de hilo y pulseras decenario

Hacer nuestros propios rosarios de hilo nos permite crearlos completamente a nuestro gusto, y, además, disfrutar de la satisfacción de llevar algo hecho por nosotros mismos.

Los rosarios de hilo son colgantes con unas características especiales, pero la variedad en el mercado es muy poca pues hay pocos modelos muy parecidos entre sí. Si te apetece lucir algo diferente, una buena opción es hacer tus propios rosarios de hilo y darles tu toque personal.

Elección del hilo

  • No cualquier material es válido para elaborar rosarios de hilo. Los hilos de coser son demasiado delgados y los hilos de lana son demasiado frágiles. El hilo cumple dos funciones a la vez, pues en él se insertan las bolitas y la cruz que conforman el rosario, y, a la vez, funciona como ornamento o decoración.

 

  • El hilo más adecuado para elaborar rosarios de hilo es hilo de algodón grueso trenzado. Los venden de muchos colores, la elección del color debe hacerse teniendo en cuenta el color de las bolitas, y del crucifijo.

 

Cuentas

  • En los rosarios de hilo decenarios, las cuentas que se ponen son diez. Las cuentas pueden comprarse hechas por lo que solamente tendríamos que insertarlas en la cuerda, haciendo un pequeño nudo entre cuenta y cuenta para evitar que se muevan de su sitio. 

 

  • Por otro lado, también podemos hacerlas nosotros mismos utilizando pasta para modelar. La mejor es la que se endurece al horno, pues lleva ya el color y no debemos pintarlas despues. Los agujeros para insertar las cuentas en el cordel, se hacen antes de hornear, con la ayuda de una aguja de hacer punto.

 

  • También podemos hacerlas o comprarlas de madera, y dejarlas sin pintar, dándole un toque naturista, o pintarlas con pintura para exteriores, ya que no es adecuado que el rosario destiña si se moje, ni que cambie de color si le da el sol, pues lo llevamos puesto a la vista.

 

Crucifijo

  • Al igual que las cuentas, podemos comprarlo hecho, o hacerlo nosotros a mano. Se suelen utilizar de madera, o de plástico, si se opta por comprarlo; y de pasta para modelar, si se opta por hacerlo de manera manual.