Cómo hacer sidra en casa

Para hacer sidra es necesario conseguir manzanas dulces y ácidas de excelente calidad. También con la piña y su cáscara se puede preparar esta deliciosa bebida.

Una de las recetas más ricas y sencillas para preparar son las bebidas hechas a base de manzana o piña. Para poder hacer sidra y obtener buenos resultados es necesario someter a la fruta a un proceso de fermentación natural que consiste en dejarla en un recipiente con agua por un largo periodo de tiempo en reposo en un lugar limpio, cálido y oscuro. Esta preparación al ser casera debe ser consumida en un tiempo promedio de una semana.

Cómo hacer sidra de manzana

  • Para empezar hay que conseguir un kilo de manzana ácida, un kilo de manzana dulce, 200 gramos de azúcar, 400 gramos de miel, 4 cucharaditas de canela molida, 20 gramos de levadura fresca y 8 litros de agua. A continuación se procede a lavar y a cortar la fruta en pedazos pequeños sin quitarle la cáscara, luego se colocan en una olla con 8 litros de agua, se tapa y se pone a fuego medio hasta que hierva. Posteriormente se retira del fuego y se deja reposar por un periodo de tres horas.
  • Cuando pase este tiempo se procede a licuar toda la preparación, se cuela y se le agrega al líquido todo el azúcar, la miel, la levadura y la canela. Para terminar hay que tapar la olla con una tela limpia y dejarla fermentar por un periodo de tiempo aproximado de 3 días. Luego se filtra, se envasa y se coloca en la nevera para que se conserve por más tiempo. Al hacer sidra, lo más recomendado es consumirla antes de una semana, ya que es un proceso casero que no tiene procedimientos de pasteurización.

Cómo hacer sidra de piña

  • Para esta preparación es necesario comprar una piña madura pero muy sana, es decir, sin ninguna parte que este en descomposición. Luego se procede a quitarle toda la cáscara y se corta en pedazos muy pequeños. Aparte en una olla se agregan 2 litros de agua con 300 gramos de azúcar y 2 cucharaditas de levadura. Luego se sumerge toda la fruta cortada en esta mezcla, se tapa con una tela limpia y se deja reposar en un lugar cálido y oscuro por una semana, se cuela y ya estará listo para consumir.
  • Es importante saber que con la cáscara de la piña también se puede hacer sidra. En este caso en lugar de utilizar la fruta, se lava bien la cáscara y se corta en pedazos grandes haciendo exactamente el mismo procedimiento anterior pero por un periodo de fermentación más corto que está entre los tres y cuatro días. Aquí no hay necesidad de utilizar la levadura y se obtiene una bebida de excelente calidad.