Cómo hacer tortitas para el desayuno

Hacer tortitas es una excelente opción para preparar ricos y nutritivos desayunos, que pueden ser de lo más variado porque aceptan multitud de acompañamientos, desde el clásico chocolate caliente a trocitos de sana fruta fresca.

Las tortitas, también llamadas “pancakes”, son un plato procedente de Rusia, aunque su receta haya tenido más éxito en América del Norte, donde hacer tortitas forma parte del ritual que los americanos llevan a cabo al preparar sus suculentos y abundantes desayunos. El nombre de “pancakes” les viene dado por la manera en que se cocinan, puesto que significa, literalmente, “pastel hecho en una sartén”.

Ingredientes para cuatro personas

 

  • Los ingredientes necesarios para hacer tortitas son: 200 gramos de harina, cuatro huevos, 250 mililitros de leche, 30 gramos de mantequilla, tres cucharadas de azúcar y una pizca de sal. Para acompañarlas, podemos utilizar nata montada, chocolate caliente, mermelada, o, incluso, trocitos de fruta natural y, luego, podemos regarlas con sirope de diferentes sabores.

Elaboración del plato

 

  • El primer paso para hacer tortitas consiste en dividir las dos partes de los huevos, separando las claras de las yemas. A continuación, mezclaremos un bol grande la harina tamizada con la sal y el azúcar, haremos un agujero en el centro, agregaremos las yemas, la mantequilla fundida y la leche, y, con la ayuda de unas varillas eléctricas, lo batiremos todo, lentamente, hasta obtener una masa densa y sin grumos.
  • Seguidamente, montaremos las claras a punto de nieve y las incorporaremos, a través de movimientos envolventes, a la mezcla anterior. Una vez que las claras estén totalmente integradas a la masa, pondremos a calentar una sartén antiadherente mediana a fuego medio, y la engrasaremos, con la ayuda de un pincel, con un poco de mantequilla.
  • Cuando la sartén esté caliente, echaremos un cucharón de la masa para hacer tortitas, la dejaremos durante un par de minutos para que se cuaje, esperaremos hasta que se dore bien y, con la ayuda de una espátula, le daremos la vuelta y la dejaremos dorar durante un minuto más. Repetiremos la operación tantas veces como sea necesario hasta acabar con toda la masa.
  • Para finalizar, serviremos las tortitas bien calientes con el acompañamiento elegido.