Cómo hacer un arenero

El hacer un arenero es una labor que dará origen a un nuevo centro de diversión para los más pequeños, de una forma sencilla y económica para usted.

En los parques infantiles suele encontrarse un arenero para que los niños jueguen, que normalmente está lleno de pequeños. Sin embargo, en estos areneros de los parques, no podemos asegurar la higiene de la arena, por lo cual es adecuado hacer un arenero nosotros mismos creando un nuevo espacio de ocio y diversión para los pequeños de la casa.

Materiales necesarios

  • Lo fundamental y principal para hacer un arenero es una buena base de madera. Lo mejor es tomar las medidas para el arenero y encargarle la base al carpintero. También podemos hacerla nosotros con tablas, teniendo precaución de que en las juntas de las tablas no dejemos grietas, ni clavos sobresaliendo ni astillas.

 

  • Una buena base de madera hace que podamos incluso hacer un arenero que coloquemos en la habitación de juegos del niño.

 

Tablones para los laterales

  • Los tablones para los laterales del arenero son muy necesarios, pues sostienen la arena y evitan que se esparza por todas partes.

 

  • Se necesitan cuatro tablones, los cuales se colocan con la base. Todo ello se lo puede encargar al carpintero, o hacerlo usted mismo, midendo las tablas, y recordando rematar bien las esquinas.

 

  • La altura de los laterales debe ser de al menos 30 centímetros, para así evitar que el niño eche la arena fuera del arenero. Las tablas laterales deben estar bien lijadas, sin clavos, picos ni astillas sobresaliendo. Las esquinas deben ser redondeadas, para evitar accidentes.

 

  • Si lo encarga al carpintero, solo necesita indicarle que es para un arenero infantil, y si lo hace usted, pues lije bien, alisando las partes llanas, y redondeando las esquinas. También puede colocar protectores de plástico tapa-esquinas, para mayor seguridad.

 

Arena

  • La arena fina de río es la mejor para hacer un arenero, pues es muy agradable al tacto y no se arañaran los niños con ella.

 

Precauciones

  • Si optó por hacer un arenero al aire libre, conviene taparlo con un plástico cuándo no lo use, para prevenir que lo moje la lluvia o lo usen los animales. Es conveniente, además, barnizar y pintar la madera, con pintura impermeable, para evitar que la humedad la estropee.