Cómo hacer un avión de papel

Confeccionar un exclusivo avión de papel de una forma rápida y con un vuelo regular y eficaz puede se más fácil de lo que mucha gente cree.

Un momento aburrido, un impás del día puede ser mucho más divertido con un avión de papel de por medio. Podemos lanzarlo a un compañero o compañera e incluso colocar dentro un pequeño mensaje en clave. Para confeccionarlo tan sólo tenemos que seguir algunas pautas.

Conseguir un buen papel y empezar a doblar

Antes de conseguir un buen ejemplar de avión hay que buscar un papel a poder ser de buena consistencia, no demasiado fino, para que a la hora de volar tenga una estabilidad mayor. Una vez lo hayamos encontrado, lo doblaremos por la mitad por la parte más larga. Luego volvemos a extenderlo y cogemos desde la parte superior y lo doblamos hasta llegar a la tercera parte de la hoja.

 

El siguiente paso será doblar las dos puntas hasta la mitad de la hoja de forma que nos quede una forma parecida a una casa con techo de punta mirada de frente. Ahora doblamos la hoja de arriba a abajo hasta la mitad. Luego cogemos uno de los lados y doblamos la hoja desde la punta hasta la parte de atrás de forma diagonal, cuidando que la doblez en la parte de atrás llegue a la mitad d e la hoja.

 

Repetimos la operación en el otro lado de la hoja. Con esto ya tendríamos el avión de papel finalizado, pero ahora podemos realizar comprobaciones como mirarlo de frente para ver que las dos partes están igualadas. Otra mejora consiste en colocarle alerones para mejorar todavía más el vuelo. Por ejemplo, si el avión de papel se estrella en seguida en el suelo podemos ajustar los alerones de las alas hacia arriba para compensar su marcha en el aire.

Decorar y colocarle mensajes

Por último, para darle un carácter más personal, podemos pintar las alas o las otras partes del avión de papel como más nos plazca, así como colocarle pequeños mensajes de papel para que nuestro destinatario se lleve una grata sorpresa. Ahora ya sólo nos quedará probar y hasta marcarnos objetivos de dónde queremos que llegue o aterrice nuestro avión.