Cómo hacer un Baileys casero

Para preparar un delicioso Baileys casero se necesita de whisky, leche condensada, una cucharada de café, esencia de vainilla, leche evaporada y mucho hielo picado.

Una de las preparaciones más ricas y cremosas hechas a base de una bebida alcohólica es el popular Baileys casero que se puede hacer para cualquier momento especial y quedar muy bien ante todos los invitados en distintos eventos. Su receta es muy sencilla y tan solo consiste en hacer una buena base concentrada de café, para lo que se toma una cucharada de este ingrediente con cinco de agua y una de azúcar, revolviendo constantemente hasta tener una mezcla uniforme.

Pasos para la preparación
Como primera medida se toma el vaso de la licuadora y se le agrega un cuarto de vaso de whisky, luego se toma una lata grande de leche condensada y otra de leche evaporada y también se vierte con el licor. A continuación se toma la base concentrada de café preparada anteriormente y se coloca con los demás ingredientes.

 

 

Finalmente se le agrega una cucharadita de esencia de vainilla y se licúa durante un minuto. Se procede a servir en una copa fría con mucho hielo picado y se puede consumir este exquisito Baileys casero.

 

Es importante destacar que, si se quiere un sabor más concentrado de Whisky, hay que agregarle medio vaso de este licor en lugar de la porción indicada en la receta, ya que la fórmula anterior permite obtener una bebida muy suave, con una base más de dulce que de alcohol, esto depende del gusto del consumidor. Igualmente se puede reemplazar el café con chocolate instantáneo granulado y se sigue exactamente el mismo procedimiento para hacer una base concentrada.

Otras alternativas
Existen otras técnicas de preparación del Baileys casero que también resultan exquisitas. Una de ellas es con la popular glicerina, que es un jarabe dulce utilizado en los bares en la preparación de varias bebidas alcohólicas y que es de vital importancias para darles un toque de suavidad y espesor. Para la receta se necesitan dos cucharaditas de este ingrediente, junto con dos tazas de whisky, dos latas de leche condensada, dos cucharaditas de extracto de vainilla y una cucharada de café instantáneo.

 

Finalmente, para terminar de hacer el Baileys casero se colocan todos los anteriores ingredientes juntos en un bol grande y se bate muy despacio durante un periodo de tiempo de cinco minutos. Cuando se obtenga una mezcla homogénea, se coloca en una botella de vidrio y se guarda en la heladera hasta el momento que se quiera consumir. Al servirla se pica mucho hielo en los vasos y quedara espectacular.