Cómo hacer un batido de chocolate y menta

Si se mezcla el toque amargo del cacao con el fresco sabor de la menta, se obtiene la combinación ideal para hacer un batido de chocolate que satisfará a los paladares más exquisitos.

Los batidos son una excelente opción para mantenernos hidratados en la época estival, ya que, aparte de ser una bebida de lo más refrescante, son tan nutritivos que pueden tomarse a cualquier hora del día. Aunque el de chocolate sea uno de los clásicos y el más solicitado, se le puede dar algún toque especial que lo convierta en algo nuevo y original. Por ejemplo, se puede hacer un batido de chocolate como los de siempre y añadirle unas gotitas de esencia de menta, variando de manera sorprendente su sabor y obteniendo un resultado exquisito.

Ingredientes para cuatro personas

  • Para hacer un batido de chocolate y menta delicioso necesitaremos los siguientes ingredientes: medio litro de helado de chocolate, 200 mililitros de leche, seis cucharadas de nata, 100 gramos de chocolate para fundir y media cucharada de esencia de menta. Para decorar utilizaremos cuatro onzas de chocolate blanco y unas hojitas de menta fresca.

Elaboración

  • El primer paso para hacer un batido de chocolate y menta consiste en derretir el chocolate al baño María. Para ello, pondremos el chocolate para fundir en un bol, llenaremos un cazo por la mitad de agua, introduciremos el bol dentro y lo pondremos todo a fuego lento. Es muy importante que el agua no llegue a introducirse nunca dentro del bol con el chocolate, ya que lo estropearía, por lo que estaremos muy atentos y, en caso necesario, vaciaremos un poco de agua.
  • Iremos removiendo continuamente el chocolate hasta que se funda por completo y quede una crema líquida, y lo dejaremos atemperar un poquito sin que llegue a cuajarse de nuevo.
  • Seguidamente, introduciremos en un vaso batidor el helado de chocolate, la leche, la nata, el chocolate fundido y la esencia de menta. A continuación, con la ayuda de una batidora eléctrica, lo mezclaremos todo durante unos minutos hasta que obtengamos una crema homogénea.
  • Repartiremos el preparado y lo verteremos en cuatro copas altas. 
  • Para finalizar, rallaremos el chocolate blanco y lo espolvorearemos por encima de cada copa. Remataremos nuestro batido de chocolate decorándolo con unas hojitas de menta fresca.