Cómo hacer un columpio infantil para el jardín de casa

Con pocos elementos es posible aprender cómo hacer un columpio divertido y seguro para el jardín.

Poder elaborar juegos infantiles para el jardín del hogar es un ejercicio interesante para aportar diversión a los niños y fomentar la creatividad. Un ejemplo de esto es aprender cómo hacer un columpio con materiales sencillos que representará un entretenimiento saludable al aire libre para los niños.

Preparación del columpio

En primer lugar se debe elegir el lugar apropiado para la instalación del columpio asegurándose de que sea una superficie plana para que este sea seguro y firme. Se debe pensar previamente en las medidas que tendrá según la edad de los niños y la altura que se le quiere dar. Por ser un elemento que tenderá al movimiento, además de la sujeción se debe verificar que no haya obstáculos que se interpongan en su trayectoria. En este paso inicial para entender cómo hacer un columpio se puede elaborar un boceto del mismo.

 

Luego se procederá a conseguir los materiales. Un elemento resistente a utilizar puede ser madera, para lo cual se precisará un tirante largo y cuatro postes de menor tamaño, todo esto para el armazón que lo sostendrá. Para el columpio en sí será necesario un asiento y cuerdas resistentes.

Elaboración del columpio

Una vez comprendido cómo hacer un columpio en el jardín se pasará a la construcción del mismo. En primer lugar se ubicarán los postes que sostendrán el tirante. Estos irán en forma de lados de un triángulo isósceles enterrados en el suelo. Cuanto más abiertos estén más firme quedará la base. En el vértice de cada "triángulo" se apoyará el tirante. Todo esto debe quedar firme para lo que se podrán usar clavos, pernos, alambres o piolas. Se debe cuidar especialmente que este armazón quede centrado.

 

Cómo hacer un columpio implica también prever que este permanecerá a la intemperie, por lo tanto deberá ser protegido con pintura para exteriores para que no se estropee. Al pintarlo se recomienda tener en cuenta la edad de los niños a fin de hacerlo colorido y dinámico o más sobrio y sencillo.

 

Una vez terminado el armazón que lo sostendrá se instalará el columpio que consiste en un asiento amarrado a los lados con dos piolas o cadenas que se engancharán en el tirante superior de forma que el asiento quede paralelo a este. La medida deberá ajustarse a la altura de los niños. Hay asientos planos, con formas de animales o curvos pero lo verdaderamente importante es que sea cómodo y seguro.

 

Poner en práctica cómo hacer un columpio infantil es posible y divertido ya sea como una sorpresa o involucrando a los niños en su construcción.